El exconsejero delegado de EMVS y el apoderado de Fidere declaran mañana ante el juez por la venta de 1.860 viviendas

Sede de la EMVS
AYUNTAMIENTO DE MADRID
Publicado 26/12/2017 17:20:58CET

MADRID, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

El exconsejero delegado de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) Fermín Oslé y el apoderado de la firma Fidere --que gestiona el fondo de inversión Blackstone-- Alfonso Benavides declararán este miércoles ante el juez por la venta de 1.860 viviendas de EMVS al citado fondo en 2013.

Oslé y Benavides están citados a declarar a partir de las 9 horas en el Juzgado de Instrucción número 38 de Madrid por su presunta implicación en esta operación, según han informado fuentes jurídicas a Europa Press.

Esta decisión se produce tras los recursos de apelación presentados por el Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Madrid y la Asociación de Afectados contra un auto dictado por el citado Juzgado de enero de este año que sobreseía provisionalmente la causa.

Según el nuevo auto, el recurso incluía el informe de la Cámara de Cuentas del Ayuntamiento de Madrid del pasado mes de junio, que concluyó que la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS) vendió 1.860 pisos "sin la existencia de pliegos de condiciones de la venta" y "aplicando exclusivamente las reglas del mercado".

Lo hizo "sin establecimiento previo del valor de mercado del bien a enajenar, que se fijó por acuerdo negociado entre el comprador y el órgano de contratación, y sin estudios o tasaciones previas que fijaran dichos valores", recoge el escrito.

Para los magistrados, de este informe "no puede predicarse la tacha de sospecha de partidismo" y, "aunque no se trate de un informe que fije de manera definitiva y vinculante nuevos hechos", sí aporta "datos inexistentes" hasta ahora.

En sus antecedentes de hecho, los magistrados aseguran que "aunque fue oportuno el sobreseimiento provisional entonces", ahora resulta "imposible de mantener", por lo que han procedido a reabrir la causa.

Esgrimen como razones que el informe de la Cámara de Cuentas otorga indicios de la presencia de delitos de prevaricación (sustitución de la ley por la voluntad del funcionario), malversación (apropiación o destino a terceros que se apropian de caudales públicos) y fraude (concierto entre entidades y funcionarios por un lado y terceros por otro, en perjuicio de entes públicos).

EL AYUNTAMIENTO HA LLEVADO EL CASO AL TRIBUNAL DE CUENTAS

El Ayuntamiento de Madrid reclamó en noviembre ante el Tribunal de Cuentas a la anterior alcaldesa, Ana Botella, y a su Junta de Gobierno el reintegro de 127 millones de euros en concepto del dinero que dejó presuntamente de percibir el Consistorio por la venta de estos inmuebles.

El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, defendió que el Ayuntamiento, como mínimo, dejó de percibir 55 millones de euros según el valor catastral de las viviendas vendidas a Fidere, al realizarse la transacción "muy por debajo del valor de mercado".

Sin embargo, el Consistorio ha reclamado ante el Tribunal de Cuentas que Ana Botella y su Junta de Gobierno, entre ellos Oslé, que reintegren lo que el Ayuntamiento no percibió en función el valor de mercado de esas viviendas, unos 127 millones de euros.

Esta demanda del actual Gobierno municipal se enmarca dentro del proceso civil que el Tribunal ha abierto con motivo de la venta de vivienda protegida de la EMVS al fondo de inversión Fidere.

La demanda se centra en dos operaciones. Por un lado, la enajenación de 34 viviendas y dos plazas de garaje en 2013 a las sociedades Avellanar Inversiones S.L. y Madrid Town Inversiones S.L., por un precio de 2.072.246 euros.

La segunda, se centra en la venta de 18 promociones completas de vivienda protegida, de sus elementos vinculados y de otros no vinculados (un total de 5.315) en 2013 a las sociedades Fidere Vivienda S.L.U. y Fidere Gestión S.L.U. por un precio global de 128.500.000 euros.