Un exfuncionario del 'Guateque' niega destrucción de pruebas tras salir de prisión

Juicio del caso Guateque
EUROPA PRESS
Publicado 07/02/2017 13:38:50CET

Un acusado alcanza un acuerdo de conformidad para la reducción de la condena, pero hasta los informes no se sabrá la pena

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

José Antonio Jodar, exfuncionario de la Gerencia de Urbanismo, ha negado este martes que tratara de destruir pruebas que le implican en el caso Guateque, afirmando que en uno de los casos por los que se sienta en el banquillo de la Audiencia de Madrid hizo "unas fotocopias a color tan buenas" de uno de los expedientes que otro acusado le dijo que "parecía que lo había hecho desaparecer".

Antes de Jodar, ha comparecido José Antonio Montesinos, exempleado municipal de la Junta de Chamartín. El acusado, que sufre una grave enfermedad, ha llegado a una especie de acuerdo con el fiscal para la reducción de la condena de dos años y medio de cárcel que se le solicita.

En su declaración, ha pedido a la Sala que valore si es inocente o culpable. En su caso, habría aceptado la pena que se le impone, lo que supone la primera condena de esta causa en diez años. No obstante, el acuerdo se hará público en los informes finales del juicio. En un principio se había planteado que se le juzgara en una pieza separada, pero finalmente este extremo no se ha producido.

Jodar se enfrenta a 15 años y seis meses de prisión. Al inicio del interrogatorio, se ha declarado inocente ante el tribunal de los hechos que le acusa el representante del Ministerio Público en relación a la supuesta desaparición de tres expedientes de licencias que eran negativos a cambio de supuestamente dádivas pactadas con otro de los acusados, el exfuncionario Fernando Ruiz Torrejón.

En los tres delitos que se le imputa ha defendido su inocencia. En lo relativo al expediente de la calle Princesa 23 relacionado con el proyecto para el uso exclusivo de oficinas de la sede de Seguros Ocaso, el procesado ha negado que tratara de destruir pruebas de la causa en medio de la instrucción.

El expediente en cuestión negaba una licencia para realizar las obras en este edificio. Al inicio de la causa, un vigilante de seguridad de la Gerencia de Urbanismo pilló supuestamente a este acusado en la sede de Urbanismo un viernes por la tarde tratándose de llevar un documento que simularía que había hecho el envío del expediente que supuestamente hizo desaparecer.

Ante las preguntas del fiscal, ha explicado que Ruiz Torrejón le pidió en 2006 ese expediente. "Me solía fiar de las personas y me gustaba ayudar. Pero no sabía entonces el peligro que podía correr", ha señalado agregando a continuación que no supo más del expediente.

Tras ello, ha dado explicaciones sobre el incidente ocurrido el 25 de enero de 2008, fecha en la que se encontraba en libertad condicional bajo fianza de 3.000 euros tras haber sido puesto en libertad por el juez Santiago Torres.

Sobre su intento de falsificar unos documentos, ha señalado que lo que hizo fue rellenar un índice de un expediente que en su día no se había hecho, lo que le había metido en "este follón", y cuando vio en el ordenador que había devuelto "por un error informático" unos expedientes lo que hizo fue cargarlos de nuevo, negando que intentara simular que en su día los hubiera mandado.

Sobre otro de los expedientes desaparecidos, ha comentado que hizo unas fotocopias tan buenas a color que Carmelo García, otro de los implicados, le comentó que "parecía que lo había hecho desaparecer".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies