Experto recomienda la lactancia materna, la deshabituación tabáquica y el control ambiental para prevenir las alergias

 

Experto recomienda la lactancia materna, la deshabituación tabáquica y el control ambiental para prevenir las alergias

Actualizado 27/11/2012 19:49:33 CET

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y catedrático de Medicina Preventiva, Ángel Gil, ha recomendado la lactancia materna, la deshabituación tabáquica y el control ambiental como algunas de las mejores técnicas para prevenir la aparición de las alergias.

Y es que, las enfermedades alérgicas son muchas y muy variadas, y continuamente están surgiendo nuevos agentes alérgenos. Además, según ha recordado el experto, aparecen con más frecuencia en mujeres (57,3%) que en hombres (42,7%) y su prevalencia e incidencia vienen aumentando de manera considerable en los países desarrollados, y muy especialmente en la franja de edad que va de los 25 a los 34 años.

Asimismo, según datos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), actualmente más de diez millones de españoles padecen algún tipo de alergia.

Por ello, y con el objetivo de actualizar el abordaje que se hace de estas enfermedades en España, el Observatorio Zeltia y la Cátedra Innovación, Salud y Comunicación, en colaboración con Xylazel Aire Sano, han organizado la jornada 'Nuevas aportaciones al cuidado del paciente alérgico'.

En este sentido, el profesor Gil ha informado de que las principales causas del aumento de estas patologías son la susceptibilidad genética subyacente, los cambios psicosociales, la mayor exposición alergénica, la menor estimulación del sistema inmune y la creciente polución ambiental. Asimismo, ha proseguido, también se ha incrementado el conocimiento de estas enfermedades y se ha mejorado su diagnóstico.

En el caso concreto de la rinitis alérgica, la población europea afectada supera los 100 millones de personas, lo que representa una prevalencia cercana al 25 por ciento. Los costes financieros asociados ascienden a 3.000 millones de euros por año.

Concretamente, el impacto económico de esta enfermedad incluye visitas médicas, pruebas de laboratorio, medicación, inmunoterapia, tratamiento de comorbilidades --casi en el 86 por ciento de los casos aparece el asma-- y absentismo laboral y escolar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies