Extinguido el incendio de un polideportivo en Torrejón de Ardoz

Actualizado 30/05/2011 13:23:24 CET

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

Los efectivos de los parques de la Comunidad de Madrid en Coslada y Torrejón de Ardoz apagaron ayer un incendio en un polideportivo en la última de las localidades, en el que no se registraron heridos, ha informado la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior en un comunicado.

El fuego se originó en la caseta que alberga la instalación de los equipos de gas y la caldera. Los bomberos extinguieron con CO2 y enfriaron con agua. Para ello se vieron obligados a romper varios candados que les obstaculizaban el paso hasta el lugar del siniestro. La operación tuvo una duración de hora y media. Los medios desplazados fueron dos escalas automáticas y dos autobombas.

Por otro lado, profesionales del Grupo Especial de Rescate en Altura (GERA) rescataron, poco después de las 17.30 horas a una excursionista que se lesionó en un tobillo, cuando se encontraba en la Sierra, en la zona de Rascafría. Los bomberos se desplazaron al lugar con el helicóptero, inmovilizaron a la herida y la trasladaron hasta un centro de la Cruz Roja. El conjunto de la operación se desarrolló en 36 minutos.

ACCIDENTES DE TRÁFICO

Los funcionarios del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid socorrieron a los implicados en varios accidentes de tráfico. Uno de estos siniestros se produjo en Colmenar Viejo (M-618), donde dos vehículos colisionaron frontalmente. El conductor de uno de los turismos salió por sus propios medios. En el otro coche, los bomberos encontraron a una mujer y su nieto fuera del coche, pero la conductora estaba atrapada, lo que le obligó a hacer maniobras para sacarla.

En Pinto, en la incorporación de la A-4 a la M-50, los bomberos intervinieron tras el vuelco de un camión que transportaba frutas y hortalizas, en el que quedó atrapado por las piernas el conductor. Para extraerlo, los profesionales cortaron el volante, realizaron un agujero en el techo de la cabina y lo sacaron por medio de una tabla espinal. La operación fue realizada por efectivos del parque de la Comunidad de Madrid en Parla, que desplazaron un furgón de salvamento y una autobomba.

El Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid, que dirige el departamento que dirige Francisco Granados, atendió en la jornada de ayer un total de 200 avisos de emergencia. De ellos, 95 fueron gestionados directamente por el Centro de Coordinación Operativa (CECOP). En los 105 restantes fue necesaria la intervención de distintas unidades de bomberos.