La FAPA registra una queja ante el Defensor del Pueblo por el "absentismo" que genera el nuevo calendario escolar

Estudio, estudiar, estudiante, estudiantes, clase, clases, aula, aulas, alumno,
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 10/07/2018 16:40:34CET

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

La FAPA Giner de los Ríos ha registrado una queja ante el Defensor del Pueblo al sostener que las características del calendario escolar en la Comunidad de Madrid (que adelanta los exámenes de septiembre a junio) ha fomentado el "absentismo" en determinados centros de Secundaria y el incumplimiento del horario lectivo establecido.

Así, solicita al Defensor del Pueblo que investigue el "incumplimiento" de los 175 días lectivos mínimos de clase establecidos por la LOE para todo el alumnado y si es necesario modificar el calendario para cumplir esta obligación.

Por otro lado, la FAPA reclama a la institución que determine si es necesario destinar más recursos a los centros ante las nuevas necesidades generadas ante el cambio de los exámenes extraordinarios y que evalúe el alcance del absentismo generado en el curso ya concluido.

En un escrito, la asociación de padres explica que ha realizado una consulta generalizada en todos los instituciones y que las situaciones "más comunes" es que, una vez entregadas las notas oficiales el pasado 8 de junio, los alumnos no acuden al centro o si lo hacen tiene actividades con poco contenido, como ver películas "sin ningún tipo de análisis anterior ni posterior".

"Ante esta situación, los niños lógicamente no quieren ir a clase y nos encontramos con padres que, debido a la desorganización de los centros educativos, autorizan dicha actitud sin reparar en que estamos aún en etapas de enseñanza obligatoria y que el curso acaba el 22 de junio", recoge la FAPA.

En este sentido, asegura que cuando un menor "no acude" durante tres semanas a su centro se está ante un "supuesto de absentismo escolar" con la "agravante" de que algunos institutos "no lo ponen en conocimiento de la inspección o de la comisión de absentismo de la localidad, alegando que informa por SMS a los padres o que tienen el debido justificante".

"La organización de este calendario escolar ha provocado que los docentes, en muchos casos, estén dedicados en el esfuerzo de aquellos alumnos que no ha superado la evaluación ordinaria. En otros casos y sin querer generalizar, la actitud de algunos profesores ha sido decirles a los alumnos que para qué van a clase si ya no van a hacer nada y que se queden en casa. Parece ser que, con el cambio en cuanto a las fechas de los exámenes extraordinarios de septiembre a junio, esta situación será a lo que tengamos que acostumbrarnos para futuros cursos", ha apostillado el colectivo que augura una situación análoga de cara al próximo curso.

En junio, el consejero de Educación e Investigación, Rafael van Grieken, dijo que pudo haber en algunos centros "problemas puntuales" con el cambio de los exámenes de recuperación de septiembre a julio pero veía esta modificación "positiva" para el sistema educativo. De todas formas, señaló que tras dos cursos con este nuevo modelo de calendario se iban a analizar los resultados.

"De este cambio se lleva hablando mucho tiempo con la comunidad educativa. Como todo proceso de cambio tiene un proceso que necesita su ajuste. Hay centros que lo están haciendo impecablemente, hay otros que les está costando más adaptarse a este nuevo calendario, pero creo que es una oportunidad desde múltiples puntos de vista, una apuesta por la evaluación continua, por la mejor conciliación familiar, por la mejor organización, una apuesta en definitiva por la igualdad de oportunidades. Y requiere para evaluarla con la pausa y la cautela que requiere", añadió entonces.

El consejero criticó a quienes piden que se vuelva al sistema de exámenes en septiembre porque "la planificación escolar requiere mucho tiempo y esta medida se tomó con mucho diálogo y todas la conocían".

Contador