La Feria de San Isidro será fiesta de interés general como el Orgullo

320067.1.644.368.20160727142212
Vídeo de la noticia
Actualizado 27/07/2016 18:59:27 CET

MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Feria de San Isidro será declarada de especial significación ciudadana y de interés general, calificación que obtuvo el mes pasado el Orgullo, con los votos de PP, PSOE y Ciudadanos y el rechazo de Ahora Madrid en el Pleno Municipal. De este modo disfrutará de exenciones en la aplicación de la ordenanza del Ruido.

   Ahora Madrid alegaba razones para el 'no' como la menor participación ciudadana en la feria taurina de San Isidro (620.000 personas en 31 días frente a los 1,2 millones de participantes en sólo cuatro en el Orgullo) y un consenso ciudadano cuestionado.

   La concejala del PP (grupo proponente de la iniciativa) Carmen Castell ha opinado en el Pleno de Cibeles que el 'no' respondería a la "más radical ideología".

   Ha pedido la misma excepcionalidad temporal que tiene el Orgullo en la aplicación de la ordenanza del Ruido y para ello ha empleado las mismas palabras que pronunció hace un mes la delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras: "queremos que Madrid sea una ciudad abierta tolerante, diversa, que debe proteger las señas de identidad, de desarrollo económico y posicionamiento internacional".

   La delegada de Cultura y Deportes, Celia Mayer, ha explicado su rechazo no sólo con los datos de participación sino también con las perspectivas de futuro. Así, ha detallado que las Ventas lleva perdiendo 4.509 abonados desde 2012 mientras que en 2017 se celebrará en Madrid el mundial World Pride, con el que esperan "superar records de asistencia y de ocupación hotelera".

   Tampoco ha dejado en el tintero el consenso social. El de Orgullo es "inapelable" mientras que la tauromaquia genera "una gran polémica sobre sus valores y el maltrato animal". A eso ha sumado que la exención con el ruido sería "altamente excesivo en 31 días" de celebración de la Feria.

   Celia Mayer ha añadido que la feria taurina se celebra en Las Ventas, propiedad de la Comunidad y gestionada por la empresa privada Taurodelta, es decir, que no hay actividad en el espacio público, por lo que la excepción propuesta "está fuera de contexto a nivel técnico". "Si la organización quisiera hacer una actividad en espacio público podría pedir la excepción sin tener que reconocerse a la feria como fiesta de interés general", ha explicado.