La fiscal mantiene su petición de ocho años y medio de cárcel para dos agentes de Villanueva por robar un camión

Audiencia de Madrid
EUROPA PRESS
Actualizado 18/05/2012 15:57:31 CET

Se les detuvo en la denominada 'Operación Junco' contra una banda que asaltaba camiones de mercancías

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

La representante del Ministerio Fiscal ha mantenido este viernes su solicitud de ocho años y medio de cárcel para dos agentes locales de Villanueva de la Cañada por participar en diciembre de 2009 en el robo de un camión y el secuestro de su conductor.

Carlos M.O., José Manuel M.G., y Roberto N.Q. se han sentado en el banquillo de los acusados de la Audiencia de Madrid por un delito de robo con violencia e intimidación, por lo que el Ministerio Público solicita ocho años y medio de cárcel. Los dos primeros son policías locales de Villanueva.

En la última sesión, la fiscal ha mantenido su solicitud de condena en base a la prueba de cargo relativa a la localización de los teléfonos, así como el contenido de las escuchas telefónicas.

Así, ha recalcado en su informe que los datos de geolocalización de sus móviles coincide con la trayectoria del camión y les sitúa en el lugar de los hechos.

Asimismo, ha destacado que los agentes acusados eran compañeros de patrulla en Villanueva, pero se les separó debido a "los desmanes" que cometían", lo que llevó al Ayuntamiento a la apertura de expedientes.

Las detenciones de los agentes se realizaron en el marco de la denominada 'Operación Junco', que se desarrolló en marzo de 2010 en Madrid, Ávila y Sevilla. Los agentes pertenecen a las Brigadas Especiales de Seguridad de la Comunidad de Madrid (Bescam).

RELATO DEL FISCAL

Según el fiscal, los dos primeros procesados interceptaron en diciembre de 2009 un camión, con una carga valorada en 101.365 euros, en la carretera de Collado-Villalba valiéndose de la indumentaria que utilizaban como parte de su uniforme de policías municipales de la localidad de Villanueva de la Cañada.

Tras detener el camión, solicitaron al conductor que les facilitara la documentación y les acompañara a su coche, lo que hizo con el pleno conocimiento de que se trataba de agentes de la autoridad.

Una vez el conductor del camión llegó a la altura del vehículo en el que viajaban los procesados, éstos lo inmovilizaron y metieron dentro, emprendiendo la marcha bajo la conducción de una persona no identificada.

Mientras tanto, Roberto N.Q. se puso a los mandos del camión, que condujo durante más de una hora hasta ocultarlo en un lugar indeterminado pero seguro para aprehenderse de la mercancía que portaba.

El último procesado fue el encargado de seguir el camión aprehendido desde su salida de Madrid hasta que fue retenido, indicando en todo momento su posición para facilitar el asalto.

En torno a las once de la noche de ese mismo día, el 15 de diciembre de 2009, los dos primeros procesados pusieron en libertad al conductor una vez que la mercancía estaba a buen recaudo, no sin antes hacerse con su DNI y advertirle de que no diera cuenta de lo sucedido.

Al final, se recuperó mercancía por un valor de más de 85.000 euros. Carlos M.O. se encuentra en prisión desde el 25 de marzo de 2010