Fiscal pide 4 años de cárcel para expresidentes de CEPYME por estar en la "primera línea" de la corrupción empresarial

Sede De La Audiencia De Madrid
EUROPA PRESS
Publicado 15/06/2017 14:30:42CET

Las defensas le reprochan su "discurso de tertuliano" frente a "ciudadanos ejemplares"

MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

El representante del Ministerio Fiscal ha mantenido la solicitud de condena de cuatro años de prisión para los expresidentes de la Confederación Española de Pequeñas y Medianas Empresas (Cepyme) Jesús Bárcenas y Jesús Terciado al quedar acreditado que se apropiaron junto al resto de acusados de cerca de 1,2 millones de euros, situándose en "la primera línea" de la corrupción empresarial.

Así de rotundo lo ha manifestado el fiscal durante la exposición de su informe, cuyas conclusiones ha elevado a definitivas salgo alguna modificación puntual en contra de la posición de las defensas. Los abogados de los acusados le han reprochado que tenga "un discurso de tertuliano o periodista", apelando al momento social que vivimos.

Los exmáximos responsables de la patronal de las Pymes se enfrentan a cuatro años de cárcel como autores materiales de un delito continuado de falsedad documental en concurso medial de otro delito continuado de apropiación indebida. El fiscal reclama la misma pena, como cooperadores necesarios, para los ex secretarios generales de la patronal José Alberto González Ruiz, José Manuel Vilar Martínez y Gonzalo Garnica Esteban.

"El primer problema de este país es el paro y el segundo, la corrupción económica, política, empresarial y sindical. Hay que saber interpretar la Ley y la realidad social. Esto era una reunión de amigos que querían lucrarse", ha afirmado el fiscal.

DEFENDIERON SU INOCENCIA

En su declaración, los expresidentes defendieron la legalidad de las retribuciones que recibieron, manifestando que las mismas estaban avaladas por la patronal CEOE, de la que "dependían las cuentas".

Según el fiscal, tuvieron cargos honoríficos sin derecho a retribución salvo el reembolso de los gastos y dietas acreditados por su actividad.

En su informe, el representante del Ministerio Público ha insistido en que los salarios se ocultaron a la contabilidad, destacando que la Ejecutiva no sabía nada de ello y que no existía tal dependencia respecto a la CEOE.

Además, el fiscal ha afirmado que le duele "muchísimo" como ha terminado el caso en lo que respecta a la devolución del dinero, ya que CEPYME ha renunciado a la indemnización, algo que ha tachado de "alarmante" ya que a su juicio es "dinero público". Frente a ello, las defensas han manifestado que CEPYME es una empresa privada con dinero privado.

En su turno, el abogado de Bárcenas ha cargado duramente contra el fiscal por contravenir los principios de legalidad e imparcialidad al prescindir durante su informe de la prueba practicada en la vista oral, calificando de "inaceptable" su "discurso populista".

Tras definir a su cliente como "un ciudadano ejemplar", el letrado ha subrayado que la retribución que recibió fue "informada, consentida y autorizada", insistiendo en que aparecía en las cuentas de la CEPYME y fue sometida a las retenciones del IRPF.

Por su parte, el abogado de Terciario ha comenzando su intervención afirmando que no se está ante la existencia de delito alguno, dado que la propia Cepyme afirmó que "no sufrió perjuicio alguno". "Esto empezó siendo un escándalo mediático en el que se ha malgastado el dinero de los contribuyentes, que tanto preocupa al fiscal", ha dicho.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies