Gallardón afirma que no se pueden plantar árboles en Sol porque no hay profundidad de suelo suficiente

Actualizado 02/07/2009 15:08:01 CET

MADRID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, afirmó hoy que no se plantarán árboles en la Puerta del Sol cuando se acometa su reforma porque "no es técnicamente posible" ya que "no hay profundidad de suelo suficiente" para que puedan fijarse las raíces dada la cercanía de las líneas de Metro que discurren por la plaza, que están muy cerca de la superficie.

En la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, el primer edil aseguró que esta idea "no es técnicamente posible". "Nunca ha habido árboles en Sol. Ha habido otras plazas, como la Mayor, que tuvieron árboles frondosos aunque hoy no los tengan, pero Sol no los ha tenido nunca porque es técnicamente imposible, no hay profundidad de suelo suficiente para plantar árboles de sombra, la plaza es prácticamente una losa porque las líneas de Metro, que son las más antiguas, están muy cerca de la superficie", insistió.

Sin embargo, el propio consejero de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, José Ignacio Echeverría, aseguró hoy en Telemadrid que el proyecto incluirá árboles para suavizar el efecto de la nueva plaza "por deseo de la presidenta", ante lo que Gallardón indicó que convencerá a Esperanza Aguirre de la imposibilidad de esa iniciativa "con el elemento de convicción más importante: que Aguirre fue concejala del Ayuntamiento de Madrid y no pudo hacerlo".

Con referencia al aluvión de nombres propuestos para llamar a la cúpula de la nueva estación de Sol, inaugurada el pasado fin de semana, el primer edil aseguró no tener ninguna preferencia, y consideró que "esas cosas hay que dejarlas tranquilamente para que las buenas ideas sean reflejadas por los medios de comunicación, y que después calen o no".

"Hay muchos ejemplos de esto. Por ejemplo, no hubo ningún decreto del Ayuntamiento que estableciera que el Estadio Olímpico debía ser llamado La Peineta. Fue una muy buena idea que recogieron los medios y que caló en la sociedad, y hoy a nadie se le ocurre no llamarlo así. Ha calado sin necesidad y, afortunadamente, sin intervención oficial del Ayuntamiento", indicó.

Asimismo, aseguró los ciudadanos "se acostumbrarán" a este "elemento novedoso que ha cambiado de forma importante el paisaje urbano". "Que se le ponga nombre es simpático, pero sería antipático que lo hiciera un funcionario municipal o un político. Tiene que ser la calle la que lo haga, y los medios deben tener la percepción para reflejarlo y, si tiene éxito, dejar que cale", zanjó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies