Gallardón cree que el Ayuntamiento es, "ahora mismo, más estricto" que los jueces al aplicar precintos de salas

 

Gallardón cree que el Ayuntamiento es, "ahora mismo, más estricto" que los jueces al aplicar precintos de salas

Actualizado 04/12/2008 16:04:36 CET

Afirma que la concesión administrativa de El Balcón ya se ha rescindido, pero que ello no afectará al teleférico

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, opinó hoy que el Ayuntamiento de la capital es, "ahora mismo, más estricto que las autoridades judiciales a la hora de juzgar el cumplimiento de los requisitos por parte de los locales para permanecer abiertos", en relación con el levantamiento por parte de jueces de los precintos de algunas salas cerradas por el Consistorio por diversas irregularidades en los últimos días.

En la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, el primer edil subrayó que "en un Estado de Derecho siempre hay que respetar las resoluciones judiciales", pero apuntó que la impresión que tiene es que "en estos momentos (el Ayuntamiento es) es más estricto de lo que lo es directamente la autoridad judicial a la hora de juzgar el cumplimiento de los requisitos por parte de los locales para permanecer abiertos".

En cualquier caso, recordó que los precintos levantados por las autoridades judiciales son sólo "medidas cautelares pendientes de un juicio contradictorio, donde técnicos del Ayuntamiento y los propietarios y gestores de la salas podrán alegar, explicar y profundizar sus razones antes de tener la resolución definitiva". "Nosotros sostendremos la necesidad de que los locales que no cumplan esos requisitos estén cerrados, pero acataremos la decisión judicial", apostilló Gallardón.

Asimismo, aseguró que el Gobierno local seguirá "con la misma política de los últimos años", y cifró esos esfuerzos municipales en "el cierre de aproximadamente unos 80 locales por distrito y año". "Eso no ha tenido variación en Madrid, y no la va a tener en el sentido de que no se va a acelerar ni a retardar" el proceso de cierre de locales, añadió.

Sin embargo, a pesar de que Gallardón negó que haya ninguna campaña específico contra el ocio nocturno tal y como denuncian los empresarios, la delegada de Urbanismo, Pilar Martínez, dijo la semana pasada que el Plan Director de Disciplina Urbanística tiene entre sus funciones la puesta en marcha de distintas campañas para mejorar la transparencia en el ámbito, destacando tres campañas, la primera de ellas dedicada a la inspección de establecimientos del ocio nocturno.

"No hay contradicción entre lo que yo estoy diciendo y el hecho de que coordinemos las acciones que hacemos para establecer criterios homogéneos de urbanismo, se hace desde el primer momento y seguiremos actuando igual", apuntó el líder popular, añadiendo que "lo que sí se está produciendo son nuevas actuaciones y un interés ciudadano por la evolución de lo que pasa con los locales que se cierran y la respuesta de los jueces, pero siempre se usan los mismos criterios".

BALCÓN DE ROSALES

Con respecto al cierre de El Balcón de Rosales, tras la rescisión de la concesión administrativa que el Ayuntamiento tenía con la empresa Leisure Park desde los años 60 como consecuencia de la muerte, hace unas semanas, del joven Álvaro Ussía, presuntamente asesinado tras recibir una paliza de tres porteros de la discoteca, Gallardón indicó que ya se ha producido formalmente "de mutuo acuerdo con el concesionario".

Además, tras la intervención del concejal del distrito de Moncloa, Álvaro Ballarín, en el último Pleno negando que ninguna de las 57 denuncias que pesaban sobre El Balón y las siete peticiones de cierre urgente fueran razón para decretar el cese de actividad, Gallardón explicó que "no es incompatible el argumento de que no existieran razones legales para el cierre con el hecho de que el mismo fallecimiento de Ussía suponga una razón suficiente para la rescisión de la concesión administrativa".

"Evidentemente, ahí se produjo un incumplimiento de obligación de vigilancia, y ésa es nuestro motivo para decidir la rescisión. No es contradictorio cuando incluso el concesionario ha aceptado (la decisión)", apostilló.

Además, indicó que esta retirada del permiso para operar como café-espectáculo "sólo afecta al espacio de la discoteca y al restaurante, que ocupan el mismo espacio tan sólo divididos por una pared", pero no al teleférico, que seguirá funcionando incluso cuando se abra la nueva biblioteca municipal Álvaro Ussía que ocupará a partir de ahora las instalaciones. "El teleférico puede funcionar perfectamente, no hay incompatibilidad entre su normal funcionamiento y la actividad de una biblioteca", concluyó el regidor.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies