Gallardón dice que la revisión del catastro es "potestativa desde el quinto año y obligatoria a partir del décimo"

Actualizado 28/04/2011 19:14:08 CET

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, se ha limitado a recordar que la revisión del catastro es "potestativa desde el quinto año y obligatoria a partir del décimo año", sin aclarar por tanto si tiene intención de revisar el valor catastral de las viviendas de la capital tras las elecciones del próximo 22 de mayo, tal y como denuncian los socialistas.

El candidato a la Alcaldía madrileña por el PSOE, Jaime Lissavetzky, advirtió ayer miércoles a los madrileños de que Gallardón tiene intención de llevar a cabo "un catastrazo" tras las elecciones, ya que "ha solicitado voluntariamente la revisión catastral" para entonces.

"Preveo que pueda haber un incremento grande, y lo que quiero es que diga de cuánto va a ser, cuánto calcula él. En octubre recibiremos un papelito dándonos a todos un disgusto grande. Que se sepa que el que pide la revisión es el señor Gallardón", insistió Lissavetzky.

Preguntado durante la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno sobre si es cierto que dicha revisión del catastro no es necesaria, el primer edil se ha limitado a responder diciendo que "es obligatoria a partir de los diez años; potestativa desde el quinto año, y obligatoria a partir del décimo".

Posteriormente, la coordinadora general de Hacienda de la capital, Mireya Corredor, ha explicado a Europa Press que el artículo 28.3 de la Ley del Catastro, que estipula el procedimiento para la revisión del catastro, dice que éste "puede iniciarse de oficio o a instancias del propio catastro".

Así, la valoración de cada inmueble "debe revisarse cada diez años" por lo que, visto que la última revisión entró en vigor en 2002, a la capital le toca en el próximo ejercicio acometer este proceso de nuevo. "Nosotros hemos movido ficha porque es obligatorio que haya una revisión tras diez años. Lissavetzky miente porque dice que la hacemos de forma voluntaria, pero es lo que dice la ley", ha insistido Corredor.

A renglón seguido, ha puntualizado que la normativa también señala que, cinco años después de la revisión, el Consistorio "puede revisar el catastro de nuevo de forma voluntaria siempre que haya una causa justificada", como una revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) o un cambio en la coyuntura económica, por ejemplo.

"Pero en todo caso, tras diez años hay que revisarlo obligatoriamente. De todos modos, cuando la actualización del catastro entre en vigor en 2012 no lo hará de golpe, sino poco a poco --aproximadamente un 10 por ciento anual-- por lo que en principio el incremento no será muy superior al valor de este año", ha zanjado.