Gallardón pide a la Comunidad que "agilice al máximo" la autorización para las obras en la zona BIC

 

Gallardón pide a la Comunidad que "agilice al máximo" la autorización para las obras en la zona BIC

Actualizado 02/07/2009 16:15:33 CET

Cree que sería "un sinsentido que el Eje se quede interrumpido entre Cibeles y Atocha", que es "una parte sustancial" del proyecto

MADRID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, pidió hoy a la Comunidad de Madrid que "agilice al máximo" la concesión de la autorización para poder acometer las obras de reforma de la parte declarada Bien de Interés Cultural (BIC) dentro del proyecto del eje Prado-Recoletos --el ámbito entre la plaza de Cibeles y Atocha--, que requiere una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable para poder ser acometida.

Durante la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, el primer edil recordó que el proyecto "está ejecutándose en su totalidad, excepto el BIC", en referencia a las obras ya terminadas de la Cuesta de Moyano o de la calle Montalbán, o en ejecución, como los trabajos de la plaza de Colón, la de Las Cortes o la glorieta de Carlos V, "financiadas con cargo importante al Fondo Estatal de Inversión Local (FEIL)".

"El resto es estrictamente zona BIC, para la que seguimos pendientes de la autorización de la Comunidad, que la ha tramitado como estudio de carácter medioambiental y para la que hemos pedido al Gobierno regional que agilice al máximo la autorización, porque sería un sinsentido que el eje se quede interrumpido de Cibeles a Atocha, una parte sustancial, cuando los (proyectos) colaterales se están ejecutando en estos momentos", explicó.

Además, avanzó que la reunión entre la consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Ana Isabel Mariño, y la delegada de Urbanismo de la capital, Pilar Martínez, está concertada "para esta semana o la que viene", momento en que el proceso podría vivir un impulso o verse de nuevo encallada si las dos administraciones no consiguen ponerse de acuerdo respecto a la movilidad del ámbito, que la Comunidad quiere solucionar con un túnel y el Ayuntamiento, desviando el tráfico por otras calles aledañas.

Asimismo, el equipo que dirige Esperanza Aguirre ha pedido al Consistorio información y documentación sobre las razones que han llevado al 'troceo' del proyecto. "Consiste sólo en que son distintos proyectos con diferentes partidas presupuestarias, y cada una se aborda como proyecto individual sin perjuicio de que formen parte de un concepto integral de proyecto de ciudad, como pueden serlo las obras de la Puerta del Sol, de Montera o de un tramo de la calle Alcalá...", explicó Gallardón.

Así, según él, las diferentes obras en que se ha dividido la reforma del eje Prado-Recoletos obedecen a "un criterio general aprobado por el Ayuntamiento", que "han cumplido los trámites, incluidas todas las autorizaciones de la Comunidad de Madrid". "Ahora sólo estamos pendientes del BIC, y esperemos que la autorización se produzca en un plazo suficiente para cumplir el mandato de los madrileños de terminar esta parte emblemática de la ciudad en esta legislatura", apostilló el primer edil.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies