Gallardón recomienda a madrileños y turistas visitar el mercado de la plaza Mayor, que este año "es bueno y bonito"

Actualizado 04/12/2009 15:08:26 CET

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, visitó hoy el mercado navideño de la plaza Mayor, que estrena una nueva estética, e invitó a madrileños y turistas acercarse hasta este rincón de la capital que este año, "además de bueno, es bonito".

Y es que los 82 puestos de la plaza, dedicados exclusivamente a artículos navideños como adornos, figuras de belén o comida, están colocados en una nueva disposición que deja mucho más espacio para pasear. Además, entre las casetas, decoradas como si de un pueblo austriaco se tratara, se han dejado pasillos de servicio que facilita a los comerciantes la reposición de artículos y otras tareas.

Otra de las novedades es la ubicación de un carrusel en la plaza Mayor, del que Gallardón destacó "su buen estado de conservación". "Es muy atractivo para venir a verlo, aunque no se compre nada", comentaba con el concejal del distrito de Centro, Enrique Núñez, con los representantes de los vendedores.

"El mercado no sólo tiene un aspecto renovado, sino también una nueva decoración, y en esta vida hay que conjugar la utilidad y la estética. Creo que hay que felicitar al concejal de Centro por el espléndido trabajo que se ha hecho, porque este año el valor añadido del mercado es que además de bueno, es bonito", afirmó el primer edil.

Entre las cosas que más le gustaron se cuenta la decoración de las casetas, que parece "que lleva a un mundo de cuentos y sueños", por lo que se declaró convencido de que "al margen de que serán muchos los niños y mayores que quieran comprar, sólo pasearse por la plaza es un regalo".

Ya el año pasado esta tradición navideña de la capital experimentó un cambio fundamental, cuando todos los puestos de artículos de broma y disfraces fueron trasladados a la plaza de la Santa Cruz. "Las primeras medidas que se adoptaron fueron para la utilidad, para garantizar la seguridad con espacios más abiertos, para lo cual se llevó fuera de la plaza los comercios no estrictamente navideños y así desaparecían los riesgos de aglomeración que antes existían", apostilló.

Sin embargo, Gallardón no aprovechó su visita para actualizar su propio Belén, alegando que en su casa usan "el mismo desde hace muchos años" y que, "afortunadamente, no ha habido necesidad de renovar ninguna pieza". "Pero el día que haga falta naturalmente vendré aquí, a la plaza Mayor", apostilló.

En cualquier caso, aunque no sea el alcalde el que aumente la caja de hoy, los comerciantes sí esperan que este fin de semana, Puente de la Constitución, se hagan buenas ventas, especialmente si el buen tiempo en la capital se mantiene. "Que vaya todo bien", se despedía el primer edil de la gente que saludaba. '¡Ojalá!', le respondió más de uno, apelando quizás al espíritu navideño.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies