Ganemos quiere nuevo PGOU vecinal porque "no hay planificación" urbana y las presiones de constructores son "brutales"

 

Ganemos quiere nuevo PGOU vecinal porque "no hay planificación" urbana y las presiones de constructores son "brutales"

Operación Chamartín
EUROPA PRESS
Publicado 26/02/2017 9:47:35CET

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

Ganemos Madrid defiende un nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para la capital elaborado por los vecinos porque considera que el departamento de Desarrollo Urbano Sostenible "no tiene plantificación" y recibe "presiones brutales" de constructores en casos como la operación Chamartín o para construir más hoteles o apartamentos turísticos.

Así lo han manifestado en una entrevista concedida a Europa Press Ana Barba y José Enrique García, portavoces del colectivo municipalista, que junto a Podemos configuraron Ahora Madrid. De esta forma, apuesta por un nuevo plan director que tenga en cuenta la aportación vecinal y la experiencia de personas y colectivos que abogan por un modelo sostenible de ciudad.

"Tenemos que pensar en un modelo sostenible y olvidarnos de crecimiento. Tenemos que acordar un modelo alternativo al del crecimiento desmesurado de la ciudad. Los políticas del ayuntamientos anteriores se han basado en crecer y crecer hasta ocupar todo el territorio. Es verdad que algunos proyectos son herencias del pasado, como el Taller de Artillería, pero se podía haber tramitado de otra forma distinta y se podía haber paralizado", han indicado.

"CAPITALISMO DEL BOE"

Por el contrario, los portavoces de Ganemos han puesto como ejemplo de logro el nuevo proyecto del Calderón, "que se rectificó por una movilización vecinal importante que hubo" y que ellos apoyaron. "Estamos contentos porque hay más espacios para equipamientos sociales, zonas verdes, se rebaja la edificabilidad no sólo en número de viviendas, sino en alturas", han apuntado.

Respecto al caso de la operación Chamartín, temen que el Ayuntamiento ha sufrido "presiones" de empresas constructoras y bancos. Por ello, se han mostrado "totalmente en contra" de este proyecto y se han preguntado si realmente es necesario. "No están haciendo lo suficiente porque hay muchas presiones de poderes económicos muy fuertes y probablemente el equipo de Gobierno no esté preparado para este tipo de presiones tan bestiales", han indicado.

Unas constructoras y UTEs que, además, según han explicado los representantes municipalistas, son muy pocas y han diversificado sus servicios para, además de construcción, ofrecer otros servicios. "Dicen que no quieren monopolio cuando son públicos, pero no cuando son privados. Al final hay cinco constructoras que controlan los servicios en todos los municipios medianos y grandes de España: construcción, ambulancias, recogida de basuras, centros de salud, guarderías, servicios de limpieza, etcétera. Igual te pongo un ladrillo que te doy una papilla a un niño. Es el capitalismo del BOE", han criticado.

TURISTIFICACIÓN

Por otro lado, Ganemos Madrid, que se enorgullece de lograr paralizar la decisión del Consistorio de convertir una antigua sede municipal situada en la calle Divino Pastor en 14 apartamentos turísticos, considera que hay que replantear este tipo de proyecto y, para evitar las presiones urbanísticas, hay que "generar una corriente desde fuera lo suficientemente potente para que se vieran respaldados en la toma de decisiones contra esas grandes intereses, los grandes consorcios turísticos y de construcción, entre otros".

Los portavoces alertan de que Madrid se está acercando al modelo de turistificación de Barcelona. "Hay muchísimos pisos turísticos en todas las partes. Lo que no puedes hacer es llenar de bares, oferta hotelera y turismo de apartamentos ilegales un solo lugar, que es el centro, desplazando a la gente que vive allí o quiere vivir allí pero no puede porque los precios y los alquileres de los pisos están carísimos. Y además, cargándote el comercio tradicional", han indicado.

Ganemos cree que el turismo "no debe ser lo que prime en el Centro" de la capital. "El turismo está bien, pero queremos que se diversifique. Hay que hacer un estudio riguroso para saber si hacen falta más plazas hoteleras, ya que hay estudios que dicen que no son necesarias. Y hay que hacer una planificación rigurosa. Cuando vas a una ciudad que no conoces quiere que tenga cosas propias y originales, pero si se llena de franquicias, ¿qué sentido tendrá viajar a otras ciudades cuando sean todas iguales?", se ha preguntado Ana Barba.

La plataforma municipalista también apuesta por avanzar en la peatonalización de la Gran Vía y por la restricción del tránsito de vehículos en el resto del centro de la ciudad, "como están haciendo en otras capitales europeas". "Creemos en un proyecto global de reducción del tráfico rodado en el que los vecinos no se sientan perjudicados, no sólo en la Gran Vía, sino en el centro de la ciudad. El concepto de ciudad volcado al turismo y las compras no es el modelo de Ganemos", han apostillado.

APUESTA POR VIVIENDAS PÚBLICAS

Dentro de esta nueva planificación urbanística, el colectivo municipalista apuesta y respalda la compra de viviendas por parte del Ayuntamiento para fines sociales, aunque creen que de momento "no se llega" a cubrir las necesidades de toda la gente que no puede encontrar una vivienda digna.

"El Ayuntamiento tiene poca capacidad de maniobra. Ha hecho una compra de viviendas porque hay que dar salida a la gente, y se está haciendo con alquileres sociales. Hay mucho por hacer, porque se sigue desahuciando a la gente por culpa de los fondos buitre. Lo que se están haciendo son parques, pero es un avance. Hay que hacer una política de vivienda razonable, teniendo en cuenta que la Ley del Suelo no depende del Ayuntamiento de Madrid", ha dicho Enrique.

Los portavoces de Ganemos también apoyan que el Consistorio facilite viviendas de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) a personas con antecedentes de okupación.

"Gracias a nosotros se paralizó el primitivo proyecto. Se va a cambiar el reglamento y va a dar satisfacción a esas familias que necesitan vivienda social, porque Ana Botella se las vendió a los fondos buitres. Algunos familias no han tenido más remedio que entrar a una vivienda para no vivir debajo de un puente. Es que si no, metes a la gente en un círculo viciosa porque si no puedes acceder a una vivienda social porque estás okupando tendrás que seguir okupando porque no puedes pagar un alquiler, en parte por culpa de la turistificación", ha esgrimido Barba.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies