Garrido admite que el candidato interino del PP lo decide Rajoy y sostiene que él es "un disciplinado militante"

392162.1.644.368.20180426122514
Vídeo de la noticia
Actualizado 26/04/2018 17:12:01 CET

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

No cree que le pueda perjudicar ser "leal" a Cifuentes porque considera que hay que serlo "a la persona que esté en cada momento"

   MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

   El presidente de la Comunidad de Madrid en funciones, Ángel Garrido, ha recordado que el candidato interino del PP a dirigir la región hasta las elecciones autonómicas de 2019 lo decide el presidente de 'los populares', Mariano Rajoy, y ha sostenido que él lo acatará porque es "un disciplinado militante".

   En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que se ha celebrado este jueves con carácter extraordinario tras la salida de Cristina Cifuentes, Garrido, que es el favorito del PP de Madrid para ocupar el puesto, ha evitado dar un paso al frente pues cree que "ante los intereses del partido no caben las opiniones personales". "Formo parte del aparato de partido, siempre acataré las decisiones sin poner ni un pero", ha apostillado.

   El también consejero de Presidencia ha sostenido que habla "casi de modo permanente" con el coordinador general del PP, Fernando Fernández Maíllo, ya que intercambian información sobre lo que sucede en la Comunidad y ha reconocido que este mismo miércoles habló con el PP, pero no de la candidatura.

   Y es que Garrido cree que la dirección nacional no tiene por qué preguntarle a él sobre esta cuestión, ya que sea cuál sea la decisión la acatará porque la tomarán "por el bien del partido y de los militantes".

   El presidente en funciones ha señalado que "con el término 'Génova' pasa un poco como con el término 'Sol' que no se sabe quién dice quién y quién dice qué cosas". "La dirección nacional tiene que tomar la decisión de quién debe ser el candidato", ha reiterado, para a continuación añadir que no quiere entrar en "gustos, opiniones o pareceres".

   En cuanto a la posible oposición de la dirección nacional a su propia candidatura por haber sido una personal leal a la expresidenta, Garrido ha defendido que él siempre ha trabajado siempre de la misma manera, con profesionalidad, con lealtad y con respeto al cargo que se ostenta.

   "Si alguien entiende que la lealtad a una persona que encabeza un proyecto político, como era el caso de Cristina, un proyecto que es el proyecto del PP, inhabilita para tener lealtad hacia otra persona que pueda encabezar otro proyecto creo que se equivocan. Yo desde luego no tengo en absoluto ese concepto de la ética política, el mío es justo el contrario. Creo que hay que ser leal, profesional y responsable con la persona que está en cada momento", ha manifestado.

   Garrido considera que el PP es un proyecto "de muchas personas con mucha capacidad y que pueden hacer muchas cosas" y, por tanto, no es algo que dependa de una sola persona. A su parecer, "la gran ventaja de las democracias es que las instituciones están por encima de las personas".

 "Vamos a seguir trabajando desde la Comunidad de Madrid por la regeneración y el crecimiento económico. Eso no va a cambiar esté quien esté aquí", ha defendido.