El Gobierno autoriza al Ayuntamiento la subrogación de la deuda de Madrid Calle 30

Túnel de la M-30
EP/AYUNTAMIENTO DE MADRID
Actualizado 10/12/2010 14:39:21 CET

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno central ha autorizado al Ayuntamiento de Madrid la operación de subrogación de la deuda de Madrid Calle 30 dentro de la unidad central del Consistorio, lo que le permitirá un ahorro de unos cien millones de euros al año a las arcas municipales.

Según han confirmado fuentes municipales a Europa Press, el Ministerio de Economía y Hacienda ha enviado este viernes la autorización de la operación al Ayuntamiento, después de que el propio alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, se la transmitiera al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en la reunión que mantuvieron en La Moncloa el pasado 17 de noviembre.

Esta operación no modificará el valor de la deuda de Madrid Calle 30 (unos 2,298,12 millones de euros), pero sí permitirá tratarla como una única deuda junto con la que mantiene el Ayuntamiento (4,878,79 millones).

Y es que el soterramiento de la vía de circunvalación se realizó mediante una fórmula de financiación que supone que la empresa paga al banco el dinero que éste le presta para realizar un proyecto con cargo a los ingresos que genera dicho proyecto.

Por ello, las entidades financieras obligan a las empresas a tener, a modo de 'aval', unas cuentas de reserva que, en este caso, son sufragadas directamente por el Ayuntamiento.

Con la subrogación, el Consistorio se podrá ahorrar, por una parte, esos pagos a la empresa explotadora de la vía y, por otra parte, también se reducirán algunos tributos, fundamentalmente el IVA, porque se producirá una fiscalidad menor.

Según el Ayuntamiento, esto sumará aproximadamente cien millones de euros anuales, mientras que la deuda, a efectos de contabilidad nacional, computará exactamente igual y no modificará de ninguna forma la situación en que se encuentran en este momento las corporaciones de España.

Además, el documento presentado por Gallardón al presidente en noviembre argumenta que el proyecto de subrogación permitirá amortizar 43,6 millones de euros anticipadamente en 2011.

La autorización para esta operación supone que el Ejecutivo central da cumplimiento al 9,7 por ciento de las peticiones recogidas en el documento, en el que también se incluía la posibilidad de refinanciar la deuda que vence a 31 de diciembre o la de refinanciar el 80 por ciento de las amortizaciones del próximo ejercicio, peticiones que sin embargo han sido rechazadas.

A pesar de que en las últimas semanas el propio Gallardón había hecho explícito su "pesimismo" acerca de las posibilidades de que esta operación saliera adelante, por lo que incluso había recogido la previsión de los cien millones de gasto en los presupuestos municipales de 2011, finalmente sí ha sido autorizada, lo que permitirá que esa partida pase a Tesorería a final de año y se pueda utilizar el dinero para el pago a proveedores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies