El Gobierno da luz verde a modificar la línea eléctrica entre Galapagar, Moraleja y Villaviciosa con condiciones

 

El Gobierno da luz verde a modificar la línea eléctrica entre Galapagar, Moraleja y Villaviciosa con condiciones

Actualizado 20/07/2009 20:46:27 CET

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino ha formulado la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable a la realización del proyecto de modificación de Línea 400 KV Galapagar-Moraleja de Enmedio y modificación de la Línea 400 KV Villaviciosa-Moraleja de Enmedio, "siempre y cuando se cumplan las condiciones ambientales deducidas del proceso de evaluación, para que quede adecuadamente protegido el medio ambiente y los recursos naturales".

En un comunicado, el Ministerio señaló que el promotor de este proyecto es Red Eléctrica de España S.A. (REE) y el órgano sustantivo es la Dirección General de Política Energética y Minas del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

La actuación afecta a los municipios de Móstoles, Arroyomolinos y Moraleja de Enmedio, que solicitaron a Red Eléctrica la modificación de la línea para alejarla de las urbanizaciones construidas y previstas en su entorno. Con esta modificación, también se aleja la línea eléctrica de algunas carreteras como la Radial a Toledo, la R-5, la futura M-410 y la futura M-60.

El pasillo establecido para la línea eléctrica a modificar tiene una longitud de 14,6 kilómetros. La zona sobre la que se va a actuar se encuentra ambientalmente antropizada, a excepción del ámbito delimitado por el Parque Regional del Curso Medio del río Guadarrama (PRCMG), considerado Lugar de Interés Comunitario(LIC) de la Red Natura 2000. La línea sobrevuela este parque en dos áreas: en el arroyo del Soto y en las proximidades de la pradera del Junqueral.

Como en el procedimiento de evaluación se han detectado impactos que no han sido suficientemente corregidos y con el objetivo de complementar las medidas preventivas y correctoras que ya ha establecido el promotor en su estudio de impacto ambiental, la DIA establece una serie de condiciones ambientales adicionales que deberán incorporarse a la versión final del proyecto para la protección del patrimonio cultural y la fauna y, especialmente para proteger el Parque.

Así, la DIA considera que el cruce del arroyo del Soto y sus riberas, entre las torres T-3 y T-4 de la línea de Villaviciosa a Moraleja de Enmedio, se deberá realizar de forma subterránea, para no afectar a la vegetación de ribera. En el caso de que esta opción no fuera técnicamente viable, se deberá desplazar el pasillo hacia el este, evitando sobrevolar el Parque.

LEJOS DE ARROYOS Y RIBERAS

Por lo que respecta a la línea Galapagar-Moraleja, el apoyo T-1 se localizará fuera del Parque y en una zona que no afecte ni a los arroyos y sus riberas. Asimismo, los apoyos T-35 y T-37 de ambas líneas se desplazarán hacia el norte de modo que no se sobrevuele ni se apoye en el Parque.

Antes de la aprobación y del inicio de las obras, el promotor deberá incorporar una adenda al proyecto final que incluya, entre otras medidas, el proyecto de desmantelamiento y restauración ecológica de las líneas actualmente existentes.

Dicha adenda se remitirá a la Dirección General de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid y a la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental del MARM. También, antes del inicio de las obras, el promotor presentará el proyecto final a la consideración de la Junta Rectora del Parque, junto con el informe de cumplimiento de todas las condiciones ambientales previstas, tanto en el estudio de impacto ambiental y en la DIA.

Otra condición es que el tendido de cables en todas aquellas zonas incluidas en el Parque y su entorno se realice manualmente, para no emplear maquinaria pesada que altere las condiciones ambientales de la zona.

Por otra parte, la DIA establece que el promotor, en su Programa de Vigilancia Ambiental, deberá incluir, como parte de los informes preceptivos de antes y durante las obras, la planificación de sus actuaciones en consonancia con las indicaciones que le hagan los organismos competentes en materia de gestión del PRCMG y de cultura (para evitar daños al patrimonio arqueológico).

Asimismo, se especifica en la DIA que el periodo de seguimiento de las obras no finalizará hasta que se constate, mediante los correspondientes informes, el éxito de la restauración vegetal y paisajística de las instalaciones que quedarán fuera de servicio.

Dichos informes especificarán tanto el resultado del proyecto de desmantelamiento y restauración ecológica como el posible impacto de las actuaciones sobre las aves y quirópteros, hábitat, caminos, accesos, vías pecuarias, entre otras cosas, así como el grado de cumplimiento de cada medida ambiental establecida y deberán remitirse al órgano sustantivo y a la Dirección General de Calidad Ambiental del MARM.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies