Gobierno municipal acomete la primera gran reestructuración con un adelgazamiento para ahorrar 609.000€

Publicado 25/06/2015 14:00:41CET

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno municipal de Madrid, liderado por Manuela Carmena, ha aprobado este jueves la primera fase de su reestructuración administrativa consiguiendo un ahorro de 609.000 euros con el adelgazamiento planteado, como ha detallado en rueda de prensa la portavoz del Ejecutivo, Rita Maestre.

Esa reestructuración afecta a cuatro departamentos: Salud y Emergencias; Coordinación General de Alcaldía; Gerencia de Ciudad, de nueva creación; y Secretaría General del Pleno.

En el primer caso el ahorro pasa por reducir dos direcciones generales y dejar de asumir el organismo encargado de las licencias, que pasa a Desarrollo Urbano.

Coordinación General de Alcaldía, encabezado por el funcionario estatal Luis Cueto, asume ahora funciones de coordinación administrativa y gabinete de Alcaldía, promoción exterior, cooperación al desarrollo y fondos europeos.

Carmen Román, funcionaria del Estado, se pondrá al frente de Gerencia de la Ciudad y se responsabilizará de prestar servicios horizontales en el Ayuntamiento, desde la formación de los recursos públicos hasta la tecnología.

La Secretaría General del Pleno se responsabilizará de la organización del Pleno y las comisiones. Al frente se mantiene el funcionario local Federico Andrés Lope de la Riva.

Ahora asumirá competencias que se trasladaron a la Presidencia del Pleno, órgano creado por el anterior Ejecutivo y que, en palabras de Maestre, "duplicaban funciones".

La aprobada este jueves en Junta de Gobierno es la primera parte de la reestruccturación prevista. El objetivo es hacer de la Administración "un organismo más eficiente y adaptado a las funciones del Ayuntamiento".

La siguiente reestructuración llegará a las Juntas de Distrito y se prevé aprobarla la próxima semana. La idea es "reducir puestos de libre designación y eventuales".

También la próxima semana tendrá lugar la ronda de contactos con los representantes de las empresas de los contratos integrales, además de ponerse en marcha la agenda pública de los concejales, con la que se podrá conocer desde con quién se reúnen y con qué objeto.

"Los órganos y la estructura administrativa se debían repensar porque hemos visto una estructura con un exceso de funciones directivas que no se correspondían con las funciones reales de las áreas", ha defendido Rita Maestre.

A eso ha añadido que esa estructura "hinchada" servía más a "satisfacer intereses personales, no colectivos".