Gómez compara la Comunidad con el cuento 'La carta Robada' de Edgar Allan Poe, porque se ve pero es como si no existiera

Actualizado 28/04/2011 20:11:59 CET

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de los socialistas madrileños y candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Tomás Gómez, ha comparado la Comunidad de Madrid con el cuento 'La carta Robada' de Edgar Allan Poe, porque todo el mundo la ve pero es "como si no existiera".

El socialista ha basado su discurso en una comida del Club Siglo XXI en un análisis de la situación de la Comunidad de Madrid, que ha comparado con el cuento 'La carta robada', en el que un grupo de personas que está en una habitación "se pasan todo el tiempo buscando una carta que está situada en el lugar más visible de la habitación principal de la casa" y nadie la ve.

"En cierto modo a algunas personas les ocurre lo mismo con la Comunidad de Madrid. La tienen delante de sus ojos, en mitad de sus vidas, y no la ven, o si la ven, no la reconocen", ha opinado el dirigente socialista, que ha dicho que la Comunidad "es una realidad institucional y política de primera magnitud, con un gobierno que dispone de un presupuesto anual de casi 19.000 millones de euros, 150.000 personas que trabajan a su servicio y competencias en educación, sanidad, políticas activas de empleo, los transportes, medio ambiente, justicia y otros muchos aspectos esenciales de la vida de los madrileños" y, sin embargo, "para una parte importante de sus ciudadanos es como si no existiera".

Según ha explicado, son personas que "a la hora de elegir el Gobierno de la Comunidad actúan como si toda esa realidad no existiera, y como si no hubiera un Gobierno con recursos humanos, económicos y competencia legal que ha de responsabilizarse de ella".

En este punto, ha indicado que Madrid "es la segunda Comunidad de España con menos gasto social per cápita" y "en la que menos ha crecido el gasto social entre el año 2004 y el 2010", algo cuya explicación, como la carta robada, "está delante de los ojos: en las políticas del gobierno de la señora Aguirre".

Asimismo, ha considerado que Aguirre, "en uso de la plena discrecionalidad que le permite su mayoría absoluta, no invierte en educación", y ha indicado que "como en el cuento de Poe, la explicación está en el lugar más evidente, sólo que como actúa como el sobre en el que estaba la carta: alguien le ha dado la vuelta a las cosas" y no se ve.

MODIFICA LA CONCIENCIA DE LA SOCIEDAD MADRILEÑA

A juicio de Gómez, "durante los últimos ocho años la señora Aguirre ha ocultado sus políticas rabiosamente neoconservadoras detrás del agravio territorial".

"Para poder hacerlo, ha ido modificando la conciencia de sí misma de la sociedad Madrileña y de camino modificando la imagen de la Comunidad de Madrid ante el resto de España", ha explicado al tiempo que ha señalado que "para movilizar políticamente a la ciudadanía madrileña la señora Aguirre ha activado el resorte más elemental de la identidad colectiva de la Comunidad: su condición de sede de la capitalidad del Estado".

En opinión de Gómez, "lo ha hecho de la peor manera, que es alimentando un miedo que va contra toda la evidencia de los últimos 30 de la historia de España: el miedo a que el desarrollo de las demás regiones, su autogobierno, mermen el bienestar de los ciudadanos y ciudadanas de la nuestra".

A su juicio, "eso es lo que hay detrás de la visión de la Comunidad de Madrid que tiene la derecha que representa la señora Aguirre". Además, ha opinado que "España no es la Comunidad de Madrid, pero la Comunidad de Madrid es España" y ha criticado que Aguirre la ha "descuidado en su empeño por no dejar gobernar España al Gobierno de España". "Detrás de su retórica centralista, la señora Aguirre ha escondido una deslealtad constante al Gobierno de España", ha recalcado.

En este punto, ha criticado que Aguirre "bloquea" la Ley de Dependencia, "se niega a poner en marcha el programa Escuela 2.0" o no ejecuta más de 200 millones de euros para políticas activas de empleo, algo que es "desleal con el gobierno de España, injusto" para los ciudadanos y "profundamente ineficiente para salir de la crisis".

"Está mal que la señora Aguirre actúe en su calidad de presidenta de la Comunidad de Madrid como oposición al Gobierno de España y deja bastante que desear de su calidad como demócrata; pero que, en su ataque al Gobierno de España use como escudos humanos a las personas dependientes, a los niños, o a los parados, dice mucho más aún de su insensibilidad social", ha denunciado.

Además, ha señalado que "detrás de ese tipo de comportamientos en las relaciones institucionales no se esconde la nobleza de la rebeldía, sino la soberbia más descarada y engreída". "Una soberbia que nace de saberse parte de una élite del poder desde la cuna, y que se ejerce desde la mayoría absoluta en el poder político, pero sobre todo desde el más absoluto dominio en el poder económico", ha añadido a renglón seguido.

Por el contrario, ha considerado que el Gobierno autonómico " no puede abandonar" a quienes hacen cada día la Comunidad "so pretexto de reconquistar un estatus que la Comunidad de Madrid no ha perdido" y ha indicado que no hay que estar por el dominio, sino por "el liderazgo, la amabilidad y la empatía hacia los otros que nace de la confianza en uno mismo y en sus posibilidades".

"Un nuevo gobierno de la Comunidad de Madrid debe plantearse también su papel y su responsabilidad respecto al resto de España", ha opinado Gómez, que ha apuntado que el "liderazgo no es algo que uno tiene, sino algo que los demás te reconocen". "No es algo que se pueda exigir con maneras desabridas, sino que se gana cada día", ha concluido.