Gómez: "Madrid debe enfrentarse no sólo a la crisis económica, sino a la crisis moral y ética en las instituciones"

Actualizado 24/02/2009 15:37:05 CET

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM-PSOE), Tomás Gómez, consideró hoy que la Comunidad de Madrid debe enfrentarse no sólo de la crisis económica que azota al tejio productivo, "sino a la crisis moral y ética que afecta a las instituciones" de la región.

Durante la inauguración del IX Congreso de CCOO de Madrid, Gómez quiso subrayar desde el primer momento sus divergencias con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que minutos antes había señalado sus discrepancias respecto a los contenidos reivindicativos del vídeo expuesto por los sindicalistas al inicio de la sesión. "Yo sí estoy de acuerdo en gran parte con el vídeo, porque habéis dicho verdades como puños", dijo en primer lugar, al tiempo que destacó el importante papel de UGT y CCOO y de los liberados sindicales "que tienen como único objetivo la defensa de los trabajadores, de un gobierno social, de servicio público y progreso".

De este modo, resaltó la importancia de que "la política recupere el prestigio y la ética". "Ésta es una crisis que no tiene precedentes, y la política es el único instrumento para salir del agujero, para ver la luz al final del túnel, por eso hay que salir no sólo de la crisis económica, sino de la crisis moral y ética que afecta a las instituciones", consideró.

Gómez, que destacó que CCOO forma parte de la historia moderna de este país, planteó que "la primera crisis global", de carácter internacional, tiene su origen en las políticas neoconservadores y neoliberales pues "no sólo es económica y financiera, sino también es una crisis de un modelo ideológico".

Se trata, dijo, de una crisis sobre "la forma de entender la economía, de aquellos que han antepuesto la economía al control de los gobiernos, los que han antepuesto el dinero a lo público".

Así, coincidió con los dos líderes sindicales presentes, Javier López y José Ricardo Martínez, de CCOO y UGT, respectivamente, en que la solución "nunca pasa por más flexibilidad del mercado laboral". "¿Se lo decimos a los empleados de las grandes superficies que cobran 500, 600, 700 euros al mes? ¿Se lo decimos a los trabajadores que de la comundiad, donde ocho de cada diez contratos son en precario?", se preguntó ante un auditorio entre el que se encontraba el presidente de la patronal CEIM, ARturo Fernández, que recientemente ha abogado por reducir las indemnizaciones por despido.

"Ésta es una crisis que necesita política", expuso el líder socialista, que abogó por que se aborde desde el "imprescindible diálogo social"; desde políticas de empleo (competencia de las comunidades autónomas de la mano de las organizaciones sindicales) "que no deben sufrir, como en Madrid, recortes de más de 200 millones de euros"; políticas de inversión pública y productiva para relanzar la economía, y no la reducción en más de un 22% como se ha producido en los últimos 2 años, y desde un cambio en el modelo productivo que suponga apostar más por la innovación y la tecnología, la educación y el apoyo a los servicios públicos.