González visita dos asentamientos visigodos en Colmenar Viejo que se sumarán a la red de yacimientos visitables

El vicepresidente de la Comunidad, Ignacio González (en el centro)
DIEGOPEDROSA
Actualizado 03/07/2012 17:21:13 CET

Los yacimientos de Navalvillar y Navalahija se podrán visitar a partir de octubre

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente y consejero de Cultura y Deporte de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha visitado este martes los restos arqueológicos de dos asentamientos visigodos de los siglos VII y VIII, Navalvillar y Navalahija, emplazados en la Dehesa de Navalvillar, en Colmenar Viejo, que se sumarán a la red de yacimientos visitables de la región a partir de octubre.

Además de estos asentamientos, donde se han descubierto estructuras destinadas a diferentes funciones, como vivienda o establo, González ha visitado la necrópolis visigoda de Remedios, acompañado por el alcalde de Colmenar Viejo, Miguel Ángel Santamaría, y la directora general de Patrimonio Histórico, Laura Rivera.

Uno de los descubrimientos más transcendentales que han salido a la luz en estas excavaciones, donde la Comunidad y el Ayuntamiento han invertido conjuntamente 23.000 euros, es una construcción con diferentes estancias para trabajar el hierro, en el enclave de Navalahija, lo que demuestra que en ese asentamiento se compaginó la actividad ganadera con la metalúrgica, según ha explicado el director del proyecto, Fernando Colmenarejo.

González ha dicho que Navalvillar y Navalahija son dos yacimientos "realmente importantes en la Comunidad" y precisó que su incorporación a la red de yacimientos visitables tendrá lugar después de que se terminen los trabajos de acondicionamiento que se están llevando a cabo actualmente.

5 MILLONES DE INVERSIÓN EN LOS YACIMIENTOS VISITABLES

En cuanto al plan de yacimientos visitables de la Comunidad, donde desde su puesta en marcha en 2003 se han invertido cinco millones de euros, González ha valorado que "ha sido un éxito", porque el público ya puede disfrutar de 16 lugares de este tipo.

"Nuestro objetivo es conseguir que a través de estas iniciativas, a parte de proteger nuestro patrimonio histórico artístico, los ciudadanos de Madrid puedan conocer cuál ha sido la evolución histórica de nuestros ancestros", ha declarado.

LA CAM QUIERE CONVERTIR LOS YACIMIENTOS EN "FOCO DE ATRACCIÓN"

Asimismo, González ha abogado por "convertir estos asentamientos en un foco de atracción cultural y científica, pero también económica". En este sentido, otro objetivo es "ayudar a estos municipios a que a través de estas excavaciones puedan poner un recurso histórico artístico al servicio de su desarrollo económico".

El vicepresidente y consejero de Cultura y Deporte de la Comunidad ha indicado que el presupuesto asignado al plan este año es de medio millón de euros. "Los vamos a destinar a los que tenemos ahora mismo en marcha", ha indicado, al tiempo que ha explicado que se da prioridad a los yacimientos que por su ubicación o riqueza tengan especial interés para el público.

YACIMIENTOS Y INSTALACIONES MUSEOGRÁFICAS

Finalmente, González ha invitado "a todos los madrileños a que se acerquen a estos yacimientos, porque son realmente interesantes". Los yacimientos visitables ya son la necrópolis medieval de Sieteiglesias, la necrópolis visigoda de Remedios (Colmenar Viejo), el conjunto arqueológico de la Dehesa de la Oliva (Patones), la Calzada romana de Galapagar, el hábitat carpetano de Miralrío (Rivas-Vaciamadrid), la ciudad romana de Complutum, el yacimiento romano de El Encín, el Antiquarium y Paseo Arqueológico del Palacio Arzobispal y la casa romana de Hippolytus (todos en Alcalá de Henares).

También el castillo medieval de Arroyomolinos, la Caminería histórica del Valle de la Fuenfría (Cercedilla), la Iglesia del Buen Suceso y la Plazuela de los Caños del Peral (ambos en Madrid) y el yacimiento 'La Mezquita' de Cadalso de los Vidrios. Además se pueden visitar dos instalaciones museográficas: el yacimiento paleontológico de La Carpetana en la estación de Metro del mismo nombre, y el yacimiento paleontológico del Intercambiador de Príncipe Pío, ambos en Madrid.