Los guías turísticos de la capital se quejan ante la presencia de guías no oficiales que les "pisan el trabajo"

Actualizado 21/08/2009 18:49:19 CET

MADRID, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los guías turísticos de la Comunidad de Madrid siguen movilizándose ante la presencia de individuos que ejercen el oficio sin tener la debida acreditación ni permiso de trabajo porque les "pisan el trabajo y consiguen dar una imagen distorsionada de la capital".

"Ahora la situación está más calmada porque la Comunidad se encargó de sancionar a dos de las empresas que proporcionaban trabajo a estas personas. Sin embargo, siguen existiendo y es un grave problema porque afecta a la profesión", aseguró hoy un portavoz de Guías Oficiales de la Comunidad de Madrid, Jorge Cortés, en declaraciones a Europa Press.

Asimismo, hizo especial referencia "a la reducción de guías no oficiales en la capital" puesto que la Comunidad sancionó a la empresa Sandemans con 6.000 euros y a Free Tours con la mitad, es decir, 3.000 euros.

Por otro lado, Cortés aseguró que los profesionales se han planteado actuar por la vía legal pero que "es muy difícil saber en qué sitios van a estar estas personas por lo que es prácticamente imposible llevar el caso ante un juez".

Los lugares que más frecuentan los 'guías pirata' son los museos del Prado y el Reina Sofía "porque ahí no se preocupan de si los guías son oficiales o no", aseveró el portavoz.

Un total de 803 guías oficiales de turismo acreditados por la Comunidad de Madrid prestan el servicio de información, asistencia y acompañamiento en materia cultural, artística, histórica y geográfica a los museos, monumentos y en general a los bienes integrantes del patrimonio histórico, artístico y declarados de interés cultural ubicados en la Comunidad de Madrid.

MOVILIZACIÓN CONTRA LOS GUÍAS PIRATA

De hecho, los guías oficiales ya se concentraron el pasado 9 de febrero en la Puerta del Sol para protestar por el "intrusismo" que afecta a este colectivo por "unos cuantos 'chikilicuatres' que ejercen como guías sin tener la debida acreditación ni permiso de trabajo".

"Serán llevados a bares con precios elevados y al final de su tour les invitarán a desembolsar una propina superior al precio medio del ticket de una visita a pie ofrecida por los servicios turísticos oficiales de la ciudad, como el Patronato de Turismo, las asociaciones de guías oficiales o las agencias de viajes", explicó uno de los guías oficiales concentrados en la Puerta del Sol, Antonio Jiménez.

El Gobierno regional es quien concede el carné oficial de guía turístico después de superar varios exámenes sobre historia, arte e idiomas, además de pasar por la universidad. "Pero ellos se hacen guías en dos minutos con ponerse debajo de un cartel", criticaron en la concentración de febrero.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies