De Guindos dice que pudo haber un error al no estimar la "presencia potencial" de asistentes a un concierto de MTV Beach

Disturbios durante el festival MTV Beach Madrid
EUROPA PRESS
Actualizado 22/10/2012 16:13:34 CET

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Madrid reconoce que pudo haber un "error" al no estimarse la "presencia potencial" de asistentes, a través del uso de redes sociales, a uno de los conciertos del Festival MTV Beach 2012, concretamente el de la banda Zombie Kids, si bien recuerda que la organización del evento, en reuniones con el Ayuntamiento, cifró la asistencia en 7.500 personas.

Además, asegura que la actuación policial fue "rápida" y "correcta" en los incidentes y apunta a la presencia de grupos violentos en los mismos.

Así lo ha detallado el delegado del Área de Medio Ambiente, Movilidad y Seguridad, Antonio de Guindos, en Comisión municipal sobre los disturbios que se produjeron en la primera jornada de este festival musical, celebrado a finales de septiembre, que se saldó con 60 heridos todos de carácter leve (entre los que había 20 policías) y 11 detenidos.

Además, ha agregado que cuando la organización avisó a la Policía de la alta aglomeración de personas en las inmediaciones (13.500 personas en los alrededores) en las vísperas de esta actuación para que limitaran los accesos ya era demasiado tarde para dispersar sin riesgo a los miles de personas congregadas.

También ha apuntado que uno de los elementos diferenciales que motivó la mayor afluencia de personas fue una fuerte publicitación de la actuación de esta banda musical por medio de las redes sociales.

En este sentido, De Guindos ha explicado que sobre las 23.30 horas la organización llamó solicitando la intervención de la Policía municipal para limitar el acceso al recinto donde se celebraban las actuaciones, ante la presencia de 21.000 personas en la zona (13.500 en las inmediaciones). El delegado remarca que sobre las 00.00 horas se personan efectivos de las unidades centrales de seguridad para tratar de limitar el acceso por la explanada del Puente del Rey.

Aparte del dispositivo realizado, que cuantificó en 91 agentes, el delegado detalló que se desplegaron medios adicionales y que ante las labores para limitar el acceso se arrojaron multitud de objetos contra los agentes, que intervinieron de forma adecuada para solventar los problemas.

COSTE DE LOS DAÑOS CAUSADOS

Por otro lado, el delegado ha realizado una valoración económica de los desperfectos causados durante los disturbios que se estiman sobre los 51.400 euros dentro del recinto cerrado y cerca de más de 25.000 euros en las calles aledañas. Al respecto, ya se han presentado los datos a la empresa organizadora y ha explicado que se aportó por parte de esta un aval de 50.000 euros ante posibles desperfectos que se pudieran generar.

Frente a las críticas de los grupos de la oposición sobre falta de coordinación con Delegación del Gobierno y Policía Nacional, De Guindos ha aclarado que se remitió a ambos departamentos información del evento con suficientes días de antelación. También ha remarcado que el mismo día de los incidentes se alertó a la Policía Nacional que no se personó hasta las 00.40 horas con dos unidades que estaban vigilando la embajada de Estados Unidos.

"Los responsables de los disturbios son los que alteran el orden público. Hubo actos vandálicos y agresiones a la autoridad", ha agregado el delegado para detallar sobre también la evaluación del evento que, en el mes de julio, hubo dos reuniones con los promotores para abordar las dimensiones del festival y que, en ese momento se cifró la asistencia en 7.500 personas, detallándose también las medidas de vallado y seguridad a desplegar. Al respecto, recordó que el Consistorio exigió seguridad perimetral del recinto y dotaciones de seguridad auxiliar.

De Guindos también ha remarcado que el año pasado se celebró este mismo festival durante tres jornadas en la misma ubicación y con similar asistencia a la prevista para la edición de 2012 y que, tras los diversos análisis efectuados, la categoría de seguridad asignada fue de 'evento medio'.

LA OPOSICIÓN CRITICA EL "DEFICIENTE" DISPOSITIVO

Por su parte, el concejal de UPyD Jaime de Berenguer ha criticado al Ayuntamiento por elaborar un dispositivo "deficiente" para un evento de estas dimensiones y para prevenir los "hechos muy graves" que se produjeron. Aparte, ha afirmado que no hubo coordinación con Delegación del Gobierno y que lo ocurrido evidencia, a su juicio, falta de personal y recursos en Policía municipal.

Berenguer también ha aprovechado su intervención para llamar la atención sobre la necesidad de definir con más precisión las competencias de la Policía Municipal. "A lo mejor asumimos más cosas de las que podemos tener", ha apostillado luego.

Mientras, la edil de Izquierda Unida Milagros Hernández también ha cargado contra el diseño del dispositivo policial, ha criticado que se errara a la hora de calcular el aforo estimado y que, a su juicio, no hubiera una coordinación adecuada con los elementos de seguridad privada. También ha expresado sus dudas sobre si el Ayuntamiento tiene protocolos definidos para la seguridad en eventos en espacios abiertos.

Por su parte, el concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Diego Cruz, ha remarcado que estos disturbios revelan la "gran incapacidad e ineficacia" del equipo de Gobierno en materia de seguridad y ha expresado su sorpresa por la realización de una estimación de aforo tan moderada cuando se esperaba, a tenor de la publicidad realizada sobre el evento, "una repercusión galáctica".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies