Hernández-Gil basa su candidatura a decano de los abogados en la pluralidad y en la experiencia profesional

Actualizado 14/11/2007 19:49:41 CET

Aspirar a mejorar la colaboración con la Administración de Justicia y las relaciones con el CGPJ

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El abogado y catedrático de Derecho Civil Antonio Hernández-Gil basará su candidatura a decano del Colegio de Abogados de Madrid, que celebrará elecciones el próximo 14 de diciembre para la renovación de la Junta de Gobierno, en la pluralidad y en la experiencia profesional de su equipo.

Hernández-Gil presentó hoy junto con Luis Rodríguez Ramos, aspirante a vicedecano del Colegio, las líneas generales de su candidatura, integrada por un equipo de colegiados de un amplio espectro profesional, social, ideológico y generacional.

"Queremos conectar con las distintas sensibilidades que integren a los abogados de Madrid para que se identifiquen con los miembros de la candidatura", apuntó el abogado, quien subrayó que su equipo, entre los que figura José María Alonso, socio director de Garrígues, ofrece una experiencia profesional en la propia Junta de Gobierno de la que carecen otras candidaturas.

El aspirante a decano destacó que su opción apuesta por incrementar la colaboración con la Administración de Justicia mediante el establecimiento de cauces de comunicación permanente para trasladar "las quejas y los problemas" del colectivo.

En esta línea, Rodríguez Ramos confió en que la pretensión de mejorar las relaciones con la Justicia madrileña movilice a lo que denomina "la totalidad silenciosa" para que participen en las elecciones del día 14. "Esa mayoría que no vota vendrá de acuerdo a la importancia que dé el nuevo equipo a la Administración de Justicia", apuntó.

PARTICIPACIÓN EN EL CGAE

Entre sus objetivos, Hernández-Gil también abogó por promover la participación activa del Colegio dentro del Consejo General de la Abogacía Española (CGAE), así como la cooperación con organizaciones internacionales comprometidas en "la defensa de semejantes valores y principios".

Asimismo, recalcó "la responsabilidad social" del Colegio de Abogados de Madrid en "la defensa de valores constitucionales y jurídicos", lo que exige, apuntó, "tender vías de comunicación con la administraciones públicas"

Otra de las bazas del catedrático es someter el conjunto de servicios y funciones del Colegio a una evaluación interna para la mejor adecuación de los mismos. "Queremos hacer una revisión interna de cómo se prestan estos servicios. Estamos ante una profesión que está cambiando. Todo estos demanda un cambio en el funcionamiento y en la estructura de los Colegios Profesionales", indicó.

TURNO DE OFICIO

Hernández-Gil también hizo hincapié en la importancia de potenciar el papel del Colegio en la formación de abogados jóvenes y otros actores al servicio del derecho, con especial atención a la organización del Turno de Oficio.

Respecto a estos últimos, apostó por actualizar sus remuneraciones, especialmente por actuaciones ante órganos jurisdiccionales centrales; coordinar las agendas de señalamientos en los juicios rápidos, y racionalizar las relaciones con los procuradores del Turno de Oficio a través de la firma de un protocolo con su Colegio.

El catedrático se pronunció sobre la posibilidad de reducir las cuotas que pagan los abogados, una de las propuestas que ofrece la candidatura del abogado Javier Cremades, que propone la autofinanciación de los servicios prestados desde la Institución.

"Lo responsable es no hacer pronunciamientos sobre las cuotas", sostuvo, al tiempo que precisó que ello sólo es factible "poniendo precio a los servicios ofertados por el Colegio o incrementándose las subvenciones públicas del Colegio", lo que descartó al no depender del Colegio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies