El Hospital del Henares introduce mejoras para ahorrar energía en iluminación

Actualizado 05/07/2015 8:25:50 CET

MADRID, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

Ahorrar el consumo de luz es el objetivo del Plan de Eficiencia Energética desarrollado por la empresa concesionaria de los servicios no sanitarios del Hospital Universitario del Henares, ha informado este centro hospitalario en un comunicado.

La clave de dicho plan es aplicar la tecnología que se va desarrollando en estos años para ser más respetuosos con el medio ambiente y con el entorno del hospital.

Con esta filosofía en el mes de abril se comenzaron a instalar sensores de luz que marcan el nivel de luz natural en cada espacio para, según sea ésta, regular la iluminación interior automáticamente.

Estos sensores se han terminado ya de instalar en todos los pasillos del hospital, hall, salas de espera y zonas comunes. Se estima que esta medida ahorre un veinte por ciento de la luz que hasta ahora se venía gastando.

HOSPITAL RESPETUOSO CON EL MEDIO AMBIENTE

El Hospital Universitario del Henares está diseñado de tal manera que aprovecha al máximo la luz natural a través de aperturas a patios interiores que garantizan la luz natural a todas las habitaciones de hospitalización y casi a la totalidad de los despachos y consultas médicas.

Con esta medida ahora se conseguirá además que las zonas comunes del hospital se iluminen en función de la luz natural que hay en el exterior. Así, en días oscuros, el uso de la luz será mayor que en días claros. A parte de esta medida, también se ha mejorado el uso de los paneles solares.

Actualmente se ha logrado que el cincuenta por ciento del calentamiento del agua sanitaria se realice por paneles solares. El hospital cuenta con una instalación de superficie solar de 195 m2, formada por 78 placas solares, de 2,5 metros cuadrados cada una, con una capacidad de acumulación de agua caliente en circuito cerrado de 10.000 litros, lo que ayuda a calentar el agua sin necesidad de utilizar la caldera de gas.

En días de sol, la caldera permanece apagada durante más de seis horas al día, con el consiguiente ahorro energético y de gas. Además, cuenta con un sistema de control de gestión de las instalaciones que permiten optimizar de manera automática todos los recursos energéticos de los que dispone el hospital.

En el apartado de residuos, sigue un proceso protocolizado y seguro, que garantiza en todo momento la correcta recogida, separación y traslado de residuos.