El Hospital Infanta Cristina apoya el parto natural con una técnica para mejorar la colocación del feto

Actualizado 15/11/2010 15:16:25 CET

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

Fomentar los partos naturales y evitar las cesáreas resume los últimos esfuerzos del servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Infanta Cristina por mejorar la calidad de la asistencia a las gestantes y mujeres que dan a luz en el centro, ha informado el centro hospitalario.

Sus especialistas acaban de introducir una técnica para modificar la colocación del feto antes del parto, buscando su posición más idónea, de cabeza.

El procedimiento (Técnica de Versión Cefálica Externa en Presentaciones Podálicas) consiste básicamente en una serie de maniobras sobre la parte externa del abdomen de la madre, con la finalidad de 'rotar' los fetos que vienen de nalgas (presentación podálica) sobre sí mismos.

El objetivo es lograr que el feto se sitúe en la posición de cabeza (cefálica) antes del parto, evitando así las cesáreas e incrementando los partos naturales o eutócicos.

La jefa de Obstetricia y Ginecología del Infanta Cristina, María del Rosario Noguero, junto con los doctores Vicente Patiño y Virginia Sánchez, y el servicio de Anestesia, con su jefe el doctor Juan Antonio García, han sido los responsables de la implantación de la técnica en el centro, tras un proceso de formación en el Hospital de Txagorritxu (Vitoria).

Noguero ha explicado que este tipo de práctica "se utilizaba en la segunda mitad del siglo XX, y cayó en desuso en los años 70". "Actualmente se está recuperando por la ventajas que introduce a favor del parto natural", ha destacado.

PROCESO

El proceso se realiza con una sedación leve y un tratamiento farmacológico para relajar el útero. El procedimiento incluye la participación de ginecólogos-obstetras, anestesistas y matronas. Los riesgos de la técnica son bajos, aunque se hace un control especial sobre la paciente para evitar las escasas aunque posibles complicaciones.

En la realización de esta técnica, todas las maniobras y el bienestar fetal se monitorizan ecográficamente. De este modo se controla la posición del feto, su latido cardíaco y el estado de la placenta.

Este procedimiento no está indicado en embarazos múltiples, en caso de ruptura de la bolsa, contraindicación para el parto vaginal, poca cantidad de líquido amniótico o cuando el feto es muy grande.

Según los datos de Obstetricia y Ginecología, la presentación de nalgas tiene una incidencia en las gestantes del Infanta Cristina de entre un 3 por ciento y 4 por ciento. La técnica está operativa en este hospital desde mayo de 2010 y hasta la fecha se ha aplicado en una decena de casos. Su porcentaje de éxito es de un 50 por ciento.

La importancia de esta iniciativa radica en que los neonatos con presentación podálica (primero las nalgas) tienen mayores probabilidades de sufrir complicaciones durante el parto y frecuentemente nacen por cesárea.

"Por este motivo la posición idónea del feto ante el parto constituye un auténtico reto para los obstetras. Es una alternativa a tener en cuenta entre los profesionales", ha subrayado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies