El Hospital Puerta de Hierro logra implantar con éxito en 28 pacientes una nueva prótesis de cadera

Actualizado 14/07/2006 19:21:10 CET

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Traumatología del Hospital Puerta de Hierro, dependiente de la red pública asistencial de la Comunidad de Madrid, ha logrado implantar con éxito en 28 pacientes una nueva prótesis de cadera que permite al enfermo una recuperación espectacularmente rápida de la intervención y su vuelta a actividades físicas y deportivas.

Se trata de una nueva alternativa para el tratamiento de la artrosis de cadera en pacientes que tengan 65 años o menos, estén activos y presenten buena calidad ósea, informó hoy el Gobierno regional.

La denominada 'prótesis de cadera de superficie metal-metal' está diseñada para que dure más tiempo y, por lo tanto, tiene una necesidad de recambio más tardío que el de la prótesis convencional. El resultado tras el implante es una cadera anatómicamente más parecida a la articulación original del paciente y con mayor estabilidad, flexibilidad y arco de movimiento. Además, el riesgo de luxación es mínimo y el enfermo puede alcanzar un nivel de actividad mejor que el que resulta del implante de una prótesis convencional.

La peculiaridad de esta nueva generación de prótesis de cadera es que sus materiales excluyen el polietileno. De esta forma, el metal se autopule, haciendo una fricción mucho más suave y atrayendo más agua, por lo que también se autolubrica. Estas cualidades hacen que la prótesis sea más resistente al desgaste y dure muchos más años respecto a las prótesis convencionales.

SE CONSERVA MÁS HUESO

Otra ventaja es que con este tipo de implante se conserva mucha más cantidad de hueso del paciente, ya que no es preciso quitar la cabeza y el cuello del fémur para introducirlo en el canal medular, como ocurre con la prótesis convencional.

El capuchón de la nueva prótesis se inserta directamente sobre la cabeza del fémur, manteniéndose, por tanto, mucho más hueso. Al no eliminar la cabeza femoral, se mantiene un diámetro de ésta parecido al original del hueso, con lo que desaparece prácticamente el problema de la luxación a la vez que se mantiene un funcionamiento mecánico similar al de la articulación del paciente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies