Hoy se presentan los presupuestos del Ayuntamiento para 2010, que serán "austeros" pero cumplirán el programa del PP

Actualizado 25/11/2009 7:25:36 CET

El área de Servicios Sociales será, previsiblemente, la que menos se resienta del ajustado presupuesto local

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, y el delegado de Hacienda, Juan Bravo, presentarán hoy a las 11 horas en el Palacio de Cibeles los presupuestos del Ayuntamiento de la capital para el año 2010, que serán "austeros" pero cumplirán con el programa electoral del PP, según adelantó el vicealcalde, Manuel Cobo.

El portavoz del Ejecutivo local aseguró que, dado el contexto de crisis económica, se han preparado unas cuentas "austeras" pero que "cumplirán con el programa electoral y seguirán cuidando de los colectivos con mayores necesidades".

"Y, si el Gobierno (central) quiere tener un mínimo de responsabilidad con los ayuntamientos de España, puede conseguir que a lo largo de 2010 los presupuestos sean mejores para la ciudad", apostilló el vicealcalde.

En este sentido, el Grupo Municipal de IU presentará al Pleno de manaña una iniciativa para instar al Ejecutivo de la Comunidad de Madrid a que el 30 por ciento del dinero extra que recibirá gracias al nuevo sistema de financiación autonómica (unos 400 millones de euros, según la coalición de izquierdas) se destine a las corporaciones locales.

Bravo adelantó en declaraciones a Europa Press que el Grupo Municipal Popular votará a favor de este punto de la proposición ya que su espíritu ha sido respaldado por el Ejecutivo local "siempre". Sin embargo, pedirá la votación de cada punto por separado, dado que no apoyarán la petición de que la Asamblea de Madrid devuelva las cuentas al Ejecutivo regional.

MENOS INVERSIONES

Con este panorama, las cuentas tendrán que contraerse necesariamente, dado que a lo largo de 2009 no se consiguió ningún ingreso en concepto de venta de suelo municipal y a que no se ha modificado el sistema de financiación de haciendas locales, con lo que las transferencias sufrirán modificaciones a la baja (unos 300 millones) dada la menor recaudación por impuestos este ejercicio.

En cualquier caso, el Ayuntamiento contará con los ingresos de la nueva Tasa de Basuras, que deben destinarse íntegramente al servicio de prerrecogida, recogida y tratamiento de residuos, así como con 350 millones de euros procedentes de la segunda edición del Fondo Estatal de Inversión Local (FEIL), el 20 por ciento de los cuales podrá destinarse a gasto corriente.

En este sentido, el alcalde anunció el pasado 22 de octubre que las ordenanzas fiscales para el próximo año se "congelarán", dado que ni siquiera se actualizará el IPC, lo que supondrá unos 20 millones de euros menos para las arcas municipales.

Además, el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) se reducirá un 2 por ciento, y se aplicará una nueva bonificación por creación de empleo. El IBI también mantendrá sus bonificaciones por pago fraccionado y su tipo impositivo en el 0,581 por ciento, lo que hace que Madrid esté "por debajo de la mayoría de las grandes ciudades de España" en este sentido.

Por último, el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) para coches de entre ocho y once caballos fiscales quedará en 64 euros; el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras será del 4 por ciento, y el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana tendrá un tipo del 29 por ciento.

POCO DINERO PARA FASTO Y PUBLICIDAD

Sin embargo, aún sin conocer todavía las cifras exactas del presupuesto, la oposición rechaza ya las cuentas municipales para el próximo ejercicio. Así, el Grupo Municipal de Izquierda Unida considera que sufrirán el "síndrome de la tienda vacía" ya que los ingresos "sirven para pagar a los funcionarios y para el mantenimiento del Ayuntamiento".

"Ni van a crecer las inversiones, más bien van a decrecer porque hay menos ingresos, ni va a haber más políticas públicas ni se va a favorecer el equilibrio territorial y social de la ciudad", aventuró el líder municipal de la coalición de izquierdas.

Por su parte, los socialistas creen que sólo alimentarán el "despilfarro" municipal mientras se intenta cumplir con los planes de saneamiento del Ministerio de Economía y Hacienda. Así, las cuentas que haya preparado Bravo no reducirán los altos cargos, los puestos de confianza, la publicidad y propaganda, las obras "que tanto le gustan al alcalde de Madrid y que sirven para muy poco" y los "lujos", como el del Palacio de Cibeles.

Así, el portavoz del PSOE, David Lucas, abogó por fortalecer los servicios públicos, la vertebración territorial y por las medidas anticrisis ya que hasta el momento "se han caracterizado por no hacer nada menos una salvaje subida de impuestos". Lucas considera que la primera medida anticrisis debería ser la congelación real de los impuestos, además de la revisión a la baja del IBI y la eliminación de la Tasa de Basuras.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies