Identifican una nueva vía de señalización celular en el desarrollo de la hipertrofia cardiaca

Actualizado 21/02/2012 14:11:51 CET

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un estudio internacional, liderado por investigadores españoles, ha logrado identificar una nueva vía de señalización celular implicada en el proceso de formación de la hipertrofia cardiaca. La investigación, realizada en ratones, podría contribuir al futuro diseño de nuevas dianas para combatir esta patología.

Los autores del estudio, liderado por investigadores del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (CBMSO), centro mixto de la Universidad Autónoma de Madrid y el de Consejo Superior de Investigaciones Científicas (UAM-CSIC), observaron que en células cardiacas la proteína Gq se une a una proteína quinasa (que modifica a otras enzimas activándolas o desactivándolas) denominada PKCz.

"A partir de esa unión la angiotensina activa una cascada de señalización denominada ERK5, muy relevante en el sistema cardiovascular. Esta nueva conexión entre las proteínas Gq, PKCz y ERK5 es necesaria para que se activen los complejos programas de expresión génica que conducen a hipertrofia cardiaca", expone la doctor Catalina Ribas, investigadora del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa.

"La hormona angiotensina y otros mensajeros relevantes en contextos patológicos de hipertensión e hipertrofia cardiaca, como la noradrenalina o la endotelina, actúan a través de unas proteínas situadas en la membrana de las células del corazón. Estas enzimas pertenecen a una gran familia de receptores denominados receptores acoplados a proteínas G. En concreto, la angiotensina promueve, tras su unión al receptor, la activación de una proteína G denominada Gq, que a su vez pone en marcha múltiples respuestas celulares", explica el doctor Federico Mayor, del mismo centro.

El estudio demostró que los ratones que carecían de dicha cascada de señalización no desarrollaban hipertrofia, como tampoco los patrones de expresión de genes determinantes de la hipertrofia cardiaca. Estos resultados suponen un avance en el campo de la señalización celular cardiovascular mediada por receptores acoplados a proteínas G.

Estos "permitirán explorar si la modulación de la interacción entre las proteínas Gq y PKCz puede constituir una nueva diana para el futuro diseño de terapias contra esta importante patología", concluye Mayor.

La investiga, publicado en la revista 'The Journal of Biological Chemistry', se llevó a cabo en el marco de la Red Temática de Investigación Cooperativa en Enfermedades Cardiovasculares (RECAVA), con la colaboraciópn del Instituto de Investigación Sanitaria La Princesa, el Hospital Vall d'Hebrón, el Instituto de Investigaciones Biomédicas (CSIC-UAM), el CIEMAT y laboratorios internacionales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies