La incidencia de la gripe estacional desciende levemente en la Comunidad con 154,08 casos por cada 100.000 habitantes

Resfriado, gripe, medicamentos, enfermo
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / TERO VESALAINEN
Publicado 17/01/2018 16:35:31CET

MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

La incidencia de la gripe estacional en la Comunidad de Madrid registrada la última semana se sitúa en 154,08 casos por cada 100.000 habitantes, frente a los 155,71 de la semana anterior, con actividad epidémica de intensidad media y decreciente, según ha indicado el último informe de la Red de Médicos Centinela, que coordina la Dirección General de Salud Pública.

En un comunicado, la Consejería de Sanidad ha indicado que la Comunidad, "como otras autonomías", se encuentra con actividad epidémica de gripe, y desde hace cuatro semanas mantiene superado el umbral establecido para esta temporada, de 38,99 casos por cada 100.000 habitantes de la región.

La campaña de vacunación de esta temporada prosigue, hasta finales de mes, con altos registros de vacunación, con un total de 973.875 madrileños que se han inmunizado frente al virus gripal, es decir, un 2,5 por ciento con respecto al período anterior (950.026)

La llegada de la gripe suele provocar un aumento de la demanda de la asistencia sanitaria por esta enfermedad y otras infecciones respiratorias propias del invierno. Conforme al Plan Frente a la Gripe se están monitorizando los servicios de urgencias de los centros sanitarios, que durante la semana pasada atendieron 73.344 pacientes. Este dato incluye tanto las urgencias hospitalarias como las prestadas por los 78 centros de salud de la región que atienden por las noches, los fines de semana y los festivos.

En este sentido, la Consejería de Sanidad ha recordado a los ciudadanos que los Centros de Salud y los Servicios de Urgencias de Atención Primaria son los recursos fundamentales y prioritarios a los que acudir, si es necesario, ante los síntomas de la gripe.

Los principales síntomas de gripe son malestar general, dolor de cabeza intenso y muscular, fiebre y accesos de tos. En el caso de contraerla, las recomendaciones son guardar reposo, beber mucho líquido, evitar el consumo de tabaco y alcohol y controlar la fiebre con analgésicos y antitérmicos que le recomiende su médico o farmacéutico. Para evitar el contagio de la gripe a otras personas hay que cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar con un pañuelo desechable, tirarlo a la papelera y lavarse las manos con agua y jabón.

Se debe acudir al médico de familia si no desaparece la fiebre a pesar del tratamiento, si la tos se prolonga más de 10 días y si se tiene dificultad para respirar en reposo, especialmente si se pertenece a algún grupo de riesgo.