Inician recogida de firmas para que el Ayuntamiento no celebre la becerrada de las peñas de Villalba este viernes

Becerrada en Villalba
CHANGE.ORG
Publicado 12/06/2018 15:28:39CET

El Ayuntamiento asegura que al becerro no se le clavarán banderillas ni se le matará

COLLADO VILLALBA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

Vecinos de Collado Villalba han iniciado una campaña de recogida de firmas para pedir al Ayuntamiento de la localidad que no celebre la becerrada de las peñas, prevista para este viernes dentro del programa de las fiestas de San Antonio de Padua.

La campaña, que se está desarrollando a través de la plataforma change.org, cuenta hasta el momento con alrededor de 8.200 firmas suscribiendo la petición que será entregada este viernes en el Ayuntamiento de la localidad.

"Una becerrada es algo brutal, atroz y una acción plenamente deshumanizada, nada que entre dentro de la moralidad, así como injustificada en su totalidad", indican en la petición, en la que puntualizan que los becerros tienen poco más "de un año de edad".

"En las fiestas de San Antonio de Padua, ¿Alguien puede decirme con qué justificación (si es que la tiene) se realiza esto?, ¿Por qué en el programa de unas fiestas aparece una actividad de ocio tan aberrante?, ¿Por qué se gastan nuestro dinero en hacer esto?", se preguntan.

En declaraciones a Europa Press la coordinadora en Madrid de AnimaNaturalis, Belén Molina, ha señalado que a los becerros que salen al ruedo "se les humilla" y que participan "personas que no tienen experiencia". "Es una atrocidad", ha añadido.

En este sentido, ha indicado que prevén acudir a la plaza este viernes para "grabar todo lo que se tenga que grabar" de la becerrada, que en el programa de fiestas figura a partir de las 19.00 horas. "Queremos que se anule la becerrada, si no es para estas fiestas, para las siguientes", ha subrayado.

En lo que se refiere al artículo 4, se recoge que "queda prohibido en todos los espectáculos taurinos populares herir, pinchar, golpear, sujetar, atar o tratar de cualquier modo cruel a las reses".

SACRIFICIO DE LAS RESES

De este modo, Molina ha aludido al Decreto 112/1996, de 25 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Espectáculos Taurinos Populares, donde en el artículo 5 se regula el sacrificio de las reses.

"Con el fin de evitar su participación en otro espectáculo taurino, se dará muerte a las reses conducidas, corridas o toreadas en los encierros y sueltas de reses, sin presencia de público y en presencia del Veterinario de servicio y del Delegado Gubernativo, que diligenciará el correspondiente certificado de nacimiento para proceder a su baja en el Libro Genealógico de la Raza Bovina de Lidia", puntualiza el artículo.

En este texto se indica que se procederá al "sacrificio" en "el plazo máximo de veinticuatro horas", a partir de la finalización del festejo. "Las reses hasta su sacrificio deberán permanecer en un lugar que reúna las condiciones suficientes de higiene y seguridad, que establezca la normativa vigente aplicable. Dicho lugar no podrá tener, en ningún caso, comunicación directa con el ruedo de la plaza de toros", detallan.

"Las reses que hayan intervenido en un festejo, no podrán intervenir en otro, aunque éste se celebre dentro del plazo máximo de veinticuatro horas establecido para su sacrificio", recoge la normativa.

"NO SE MATARÁ NI SE CLAVARÁN BANDERILLAS"

Por su parte, fuentes municipales han asegurado a Europa Press que durante el festejo, al becerro "ni se le mata ni se le clavan banderillas". Así, han indicado que la celebración se desarrollará de forma similar a cuando "sueltan las vaquillas. "En Villalba nunca se le ha matado al becerro. Será como un encierro, pero en la plaza", han señalado.

En cuanto al presupuesto con el que contarán los festejos taurinos de las fiestas, han explicado que contarán con 170.000 euros, en los que se incluyen 5 novilladas, 1 becerrada y 5 encierros. "En esta cantidad están incluida la plaza de toros y las ambulancias, entre otros servicios", han concluido.