Inspección de Trabajo reclama a la Comunidad tomar medidas para mejorar la climatización de la residencia de Arganda

Residencia de mayores Arganda del Rey
CSIT
Publicado 14/03/2018 11:50:57CET

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Inspección de Trabajo, dependiente del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, ha pedido a la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS), dependiente de la Comunidad de Madrid, que tome medidas para mejorar, entre otras cuestiones, la climatización de la residencia de mayores de Arganda del Rey, después de que desde CSIT Unión Profesional hubieran denunciado temperaturas de hasta 50 grados en verano.

El pasado 15 de noviembre, la Inspección de Trabajo acudió a visitar el centro acompañado de dos miembros de CSIT, donde pudieron constatar, como recoge el escrito de Inspección, al que ha tenido acceso Europa Press, la existencia de charcos de agua en el suelo, en la zona del tren de lavado de cocina.

Por otra parte, se constató que los trabajadores que prestan servicio en cocina vestían con ropa de abrigo "manifestando que la temperatura en ese momento del año es baja". A preguntas del inspector, los trabajadores señalaron que no tenían constancia de que el servicio de prevención hubiese realizado medición alguna de la temperatura del local.

Además, explicaron que, a su juicio, tanto en esa zona como en otras del centro, existía el problema contrario, dadas las altas temperaturas que se llegan a alcanzar en verano, sobre todo, en la zona de la cocina y en office de plantas.

En relación con esto, se ha pedido a la Agencia que "con carácter inmediato se proceda a la adopción de las medidas precisas para garantizar el correcto estado y mantenimiento del suelo en la zona del tren de lavado de cocina, eliminando la causa de la salida del agua que forma los charcos en la zona".

También se da un plazo de dos meses --el escrito se envió el pasado 28 de febrero-- para proceder por parte del servicio de prevención a realizar una medición de las temperaturas existentes en la cocina del centro, salvo que existan resultados derivados de mediciones ya realizadas "en condiciones similares a las existentes en la actualidad".
Igualmente, deberá procederse en verano a la medición de temperaturas existentes en ese momento en cocina y en los office de plantas.

Previo a este requerimiento, el pasado 25 de enero, el director de la residencia compareció ante la Inspección y justificó la adqusición en el mes de noviembre pasado de cinco grúas de bipedestación y de cinco grúas de transferencia.

Por otra parte, "a la vista de que la última actualización de evaluación de riesgos psicosociales del centro de trabajo se realizó en el 2015, se ha formulado un requerimiento a la entidad para que, en el plazo de tres meses máximo, proceda a actualizar la evaluación de riesgos psicosociales del centro de trabajo" teniendo en cuenta la dimensión de la plantilla, sobre todo, en lo referido a auxilares de enfermería y de hostelería.

DENUNCIA DE CSIT

CSIT, que es el sindicato más representativo entre los trabajadores de las residencias públicas de la Comunidad de Madrid, presentó una denuncia ante la Inspección de Trabajo el pasado verano, y este escrito viene a dar respuesta a la misma. Su objetivo era alertar de las carencias de la residencia y centro de día para que se subsanaran "lo antes posible y el funcionamiento del centro pudiera recuperar los niveles de calidad necesarios".

En la denuncia interpuesta, el sindicato exigía soluciones a "la falta de personal y la mala planificación de los escasos recursos de los que dispone la Residencia de Arganda, centro público perteneciente a la Agencia Madrileña de Atención Social, que cuenta con 400 usuarios, aproximadamente".

"Alertábamos del peligro que supone que se alcancen temperaturas superiores a los 50 grados en los offices de planta durante el mes de verano, por la ausencia de climatización, así como la utilización de toallas de papel y no de tejido lavable, consecuencia de la pésima prestación del servicio de la empresa concesionaria de la lavandería (los cambios de toallas se están realizando de forma irregular, y no dos veces por semana, como sería correcto)", han recordado.

Asimismo, aseguraban entonces que "la grave escasez" de profesionales para cubrir cada turno de trabajo, y el incremento del grado de dependencia de los residentes obligaba a los propios empleados a presentar con asiduidad partes de incidencias y denuncias particulares al finalizar su jornada laboral.

"Sin embargo, la desidia de la Consejería de Políticas Sociales y Familia, obligó al Comité de Empresa del Centro a reunirse con el Ayuntamiento de Arganda y con diferentes grupos políticos de la Asamblea de Madrid exponiéndoles la situación", han destacado.

Según expone el sindicato, gracias al trabajo diario y "presión ejercida", se han logrado algunas contrataciones, "mejorando, en parte, algunos aspectos del funcionamiento deficitario del Centro". No obstante, consideran que esto "no es suficiente" y por ello, CSIT "continuará exigiendo a la Dirección que adopte las medidas oportunas, puntualizando la necesidad de contrataciones permanentes lo antes posible, a fin de poner solución a todos los problemas existentes".

Desde CSIT esperan que la Administración "cumpla con los requerimientos de la Inspección de Trabajo y mejore las instalaciones para evitar accidentes y situaciones de peligrosidad, tanto para los empleados del centro como para los residentes".