El Instituto Municipal de Consumo revisará cien páginas web dedicadas a la venta a través de Internet

Actualizado 12/09/2010 17:20:01 CET

MADRID, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Instituto Municipal de Consumo revisará 100 páginas web que pertenecen a empresas cuyo domicilio está radicado en el término de Madrid dentro de la campaña de inspección que ha empezado este mes y se prolongará hasta el próximo noviembre, según ha informado el Ayuntamiento.

No es la primera vez que el Ayuntamiento emprende una campaña de este tipo. Precisamente son los resultados de las campañas anteriores, con un alto índice de irregularidades, los que justifican un nuevo control del comercio virtual, según en Consistorio.

La inspección se va a centrar en una serie de datos, relacionados con el funcionamiento de cada página. En primer lugar, se verificará que la página contiene los datos necesarios para la identificación del responsable de la oferta y la venta del producto o servicio, (identidad del titular de la actividad, su domicilio y alguna dirección de correo electrónico) para facilitar el contacto del consumidor con el suministrador en caso de incidencia en la transacción.

Asimismo, se comprobará que, habida cuenta de que la adquisición de los productos no es presencial, los compradores dispongan de información sobre las características esenciales de los productos que se van a adquirir, los precios totales y las modalidades de pago, el plazo de validez de la oferta y del precio, las modalidades de entrega de los productos y, cuando se trate de bienes de carácter duradero, información sobre las garantías comerciales.

Otro aspecto a verificar es que en la página no exista publicidad falsa o engañosa que pueda inducir a error al consumidor. Además, se certificará que, como en cualquier operación de compraventa, el vendedor ha de emitir los justificantes correspondientes al pago, en los que se incluyan los datos mínimos exigidos por la normativa.

Además, se recordará que es obligación del responsable de la venta enviar al consumidor el documento de desistimiento cuando se ejecuta el contrato. El comprador dispone de siete días hábiles (como mínimo) para revocar el contrato. La inspección comprobará si se envía dicho documento y si se realiza conforme a lo establecido legalmente.

Por último, los inspectores verificarán si el responsable de la página pone a disposición del consumidor la posibilidad de hacer reclamaciones sobre el servicio prestado, informándole de la dirección del establecimiento del vendedor donde el consumidor puede presentar su reclamación.

IRREGULARIDADES DETECTADAS

En la última campaña el 40 por ciento de las irregularidades se correspondía con páginas en las que no constaba el dato del código fiscal del responsable de la oferta comercial, y tampoco constaba el nombre o denominación social en el 21 por ciento.

En el 38 por ciento de las páginas no se informa de la existencia del derecho de desistimiento, comprobándose además que no se facilita documento de desistimiento en el 20,5 por ciento de los casos en que es obligatorio.

El plazo de la validez de la oferta y del precio no consta en el 26 por ciento de las páginas web visitadas. La fecha de entrega de los productos o de los servicios no consta tampoco en el 22 por ciento de los casos comprobados.

Las infracciones detectadas darán lugar a la incoación de los correspondientes procedimientos sancionadores que se resolverán con la imposición de las consiguientes sanciones, las cuales se calificarán y graduarán de conformidad con lo establecido en la normativa vigente que regula esta materia.