IU no acudirá a la inauguración de la T-4 de Barajas en protesta por el traslado de los vecinos de Belvis del Jarama

Actualizado 02/02/2006 14:51:46 CET

El PP asocia esta medida a "regímenes totalitarios" y el PSOE defiende la negociación de AENA con los afectados

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid (IU-CM) no acudirá al acto de inauguración de la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas en protesta por la propuesta del Ministerio de Medio Ambiente y Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) de trasladar a los 300 vecinos de la pedanía de Belvis del Jarama, que su coordinador general, Fernando Marín, calificó hoy como "totalmente inadmisible e intolerable en un Estado democrático".

Marín expresó el rechazo de su formación al proyecto de la nueva terminal de Barajas al entender que "supone ampliar el aeropuerto hasta el infinito" y provocará "secuelas para muchos hombres y mujeres que sufren día y noche una terrible situación". En este sentido, recordó que el único traslado de un pueblo entero por la construcción de una infraestructura que se ha producido en los últimos años fue el del embalse de Riaño (León), que tuvo "consecuencias tremendas que todavía hoy siguen afectando a sus ciudadanos".

El dirigente de IU, que ofreció una rueda de prensa en la Asamblea de Madrid para abordar la situación de esta pedanía, gobernada por la coalición, planteó cinco "medidas urgentes" para evitar el impacto acústico en los municipios que rodean al aeropuerto de Barajas: el cierre nocturno de las pistas (entre las 23.00 y las 7.00 horas), el establecimiento de rutas con menor afección acústica, la retirada de la circulación de los aviones más ruidosos, la realización de compensaciones ambientales y la recuperación integral del río Jarama entre Talamanca y Rivas-Vaciamadrid.

"BELVIS NO SE CIERRA"

El portavoz de Transportes de IU en la Asamblea, Fausto Fernández, atribuyó el problema de los vecinos de Belvis del Jarama a la "imprevisión" de los autores del proyecto, el ex ministro de Fomento Francisco Álvarez Cascos y el ex presidente regional Alberto Ruiz-Gallardón, y se preguntó "qué ha hecho el Gobierno regional en defensa de los ciudadanos afectados por el tráfico de las nuevas rutas", que "afectan a pequeños municipios como Belvis pero evitan a algunas urbanizaciones de lujo". "Belvis no se cierra", advirtió.

Por su parte, el portavoz de Medio Ambiente y senador por Madrid, Eduardo Cuenca, destacó que pedirá la comparecencia en la Cámara Baja de la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, para "pedirle que explique este proyecto y no se esconda en la decisión del Gobierno anterior", y aseguró que no descarta dedicar a este asunto la pregunta al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que le realizará este mes en el Senado. "Cuando se llega al Gobierno uno participa de lo que se hace", afirmó.

Los dirigentes de IU pretendían reunirse hoy en la Asamblea con la alcaldesa de Belvis del Jarama, Carmen Ramos, pero aseguraron que le resultó "absolutamente imposible separarse de sus vecinos por la situación bastante revuelta que se está viviendo en el pueblo", según explicó Marín.

EL PP ASOCIA EL TRASLADO A "REGÍMENES TOTALITARIOS"

Por su parte, el portavoz del PP en la Asamblea, Antonio Beteta, destacó que "el traslado de poblaciones enteras por decreto sólo se realiza en regímenes totalitarios", y consideró que la medida planteada por AENA "no es razonable". Por eso, propuso el establecimiento de nuevas rutas aéreas que "permitan dar satisfacción a los vecinos de Belvis del Jarama".

Beteta también aseguró que la Comunidad de Madrid "está actuando en defensa de los intereses de los vecinos afectados" y acusó a AENA de "no haber hecho nada" en los dos años de Gobierno socialista e incluso "incumplir la normativa vigente al cambiar la huella sonora sin notificárselo a la Administración regional".

EL PSOE DEFIENDE LA NEGOCIACIÓN CON LOS VECINOS

La portavoz adjunta del PSOE en la Asamblea de Madrid Matilde Fernández defendió la negociación del organismo aeroportuario con los vecinos en "la búsqueda de soluciones", y puso de relieve que durante el mandato del Gobierno de José María Aznar "AENA permaneció autista, sorda y muda" e impulsó un proyecto que "no era la solución" y que "en su día fue rechazado por los socialistas".

Fernández, que se mostró convencida de que el cierre nocturno de las nuevas pistas "no es una solución por su impacto en el turismo, el comercio y los negocios", apostó por "aislar las viviendas, mejorar el medio ambiente, como se ha hecho en algunos barrios de San Fernando, buscar un lugar alternativo para las viviendas de las personas que así lo soliciten o establecer nuevas rutas que perjudiquen lo menos posible y diluyan al máximo el problema".

,