IU pide la equiparación del Régimen Especial del Empleo de Hogar al Régimen general para evitar la precariedad

Actualizado 28/03/2010 15:48:46 CET

MADRID, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Economía de IU-CM, Eduardo Sánchez, exigió hoy la equiparación del Régimen Especial del Empleo de Hogar (REEH) al Régimen General con el fin de "acabar con la fuerte desregulación y precariedad laboral que sufren los empleados de este sector, en su mayoría mujeres, que tienen una protección legal menor que otras profesiones", informó hoy esta formación.

Empleados de este sector se manifestaron hoy desde la plaza de Jacinto Benavente a la Puerta del Sol para denunciar las condiciones en las que trabajan, en muchas ocasiones sin un contrato laboral y soportando unos horarios que superan las 12 horas diarias, sobre todo en el caso de aquellas personas que trabajan internas en una casa.

Sánchez recordó que el contrato de servicio del hogar familiar "no precisa forma escrita ni realizarse a través de la Oficina de Empleo, el horario de trabajo es fijado libremente por el empleador y, además, el empleo doméstico se incluye en un régimen especial de la Seguridad Social que tienen un grado de protección menor que el del Régimen General".

"Una de las situaciones clave de precariedad en las condiciones laborales de las trabajadoras domésticas es que no tienen derecho al desempleo, y así pueden ser despedidas cuando los empleadores quieran prescindir de sus servicios con una indemnización de 7 días de salario por año trabajado, en vez de 45 días como el resto de los trabajadores", señaló.

Sánchez incidió en que las mujeres, y especialmente las inmigrantes, se ven afectadas por esta situación. "Las mujeres inmigrantes no encuentran reconocimiento de su título y formación, lo que les lleva a aceptar una serie de trabajos con unas condiciones que para las mujeres autóctonas no son aceptables", aseveró el secretario de Economía.

Asimismo, aludió a que el problema de la mayoría de las trabajadoras inmigrantes, y más en el caso de las que se encuentran en situación administrativa irregular, es que, al no cotizar regularmente a la Seguridad Social, ante accidentes o enfermedades se encuentran "completamente desprotegidas".

"Las políticas anti-laborales y las políticas restrictivas en materia de inmigración aprobadas por el PP y el PSOE sitúan a miles de mujeres en la informalidad, la falta de derechos laborales y la desprotección más absoluta", dijo Sánchez, quien consideró "prioritario" acabar con las situaciones "que provocan la alegalidad e ilegalidad de los trabajadores de este sector".

Por todo ello, IU-CM propone que la Administración central asuma el tiempo de transición empleado para esta equiparación, al hacerse cargo del coste de la protección social dentro de sus políticas activas de empleo y de inserción socio-laboral.

Finalmente, también reclaman que la expansión de derechos laborales llegue a todas las trabajadoras del hogar, al margen de su condición migratoria; la equiparación de las condiciones laborales y de protección social al resto de sectores, y el establecimiento de políticas de formación a las empleadas y facilitar el contacto entre el empleador y el empleado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies