IU propone una nueva Área de Prioridad Residencial en el casco histórico que incluye la peatonalización de 5 calles

Actualizado 25/01/2006 15:00:40 CET

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El grupo municipal de IU propondrá al Gobierno de Ruiz-Gallardón en el Pleno del próximo martes la creación de un Área de Prioridad Residencial en el centro histórico de la capital, concretamente la comprendida entre las calles de Bailén, San Francisco, Toledo, Tintoreros y Segovia, y la Plaza de la Cebada, debido a la situación de "absoluto y consentido caos" por la ocupación de los pasos de cebra y las marquesinas de la EMT, la doble y triple fila, los aparcamientos en plazas tradicionales y peatonales, la invasión de aceras y el bloque de entradas de emergencia.

Así lo anunciaron hoy en rueda de prensa la portavoz de IU, Inés Sabanés, y el concejal Julio Misiego, quienes coincidieron en señalar que esta iniciativa pretende dotar de una más adecuada tranquilidad medioambiental a los vecinos del centro, que actualmente ven perturbado su normal discurrir por los problemas de movilidad, principalmente durante los fines de semana, "ya que el Ayuntamiento no puede seguir permitiendo que sea una jauría de coches en la que todo vale por conseguir un sitio a costa de perjudicar a cientos de ciudadanos".

Según explicó Misiego, la iniciativa propone tres medidas claramente diferenciadas, como la peatonalización de viales, la transformación de aparcamientos y la modificación de pavimentos y control de accesos. Así, IU considera que en el interior de esta zona existen algunas calles que por sus características geométricas demandan urgentemente su clausura a la circulación rodada. En este caso se encuentran, a su juicio, Caños Viejos, Almendro, Pretil de Santisteban, Príncipe de Anglona y la Cava Baja, que completaría el área estancial de Los Carros, La Paja y San Andrés.

Además, aseguró que la denominación de Área de Prioridad Residencial de esta zona, basada en la propuesta de IU, conllevaría la pérdida "prácticamente insignificante" de 60 plazas de aparcamiento para residentes y de 36 para visitantes, de las 370 y 122 existentes, respectivamente, "problema que, ante la imposibilidad de construir parking subterráneos para los vecinos, se solucionaría de forma definitiva y sobradamente incluyendo una zona de aparcamiento de vehículos en el proyecto para el Mercado de la Cebada".

MEJORAR CALLES Y NO PERMITIR TRANSPORTE PÚBLICO

Por otro lado, e independientemente de la lógica transformación que experimentará el pavimento de las calles que se peatonalicen, Misiego destacó que se hace igualmente necesario un tratamiento diferencial del firm del resto de las vías.

En este sentido, puntualizó que el ancho de las mayorías de las calles "no sin dificultad soporta el paso de un carrito de niño y obliga a los viandantes a discurrir en fila de a uno". "la sensación de tráfico rodado y peatonal a que fuerza la existencia de acera y calzada, separadas por un bordillo elevado, constribuye a alejar la sensación de coexistencia que pretendemos", dijo.

También recordó que la confluencia en el centro de Madrid de las líneas de transporte público de diferente naturaleza, como el Metro, la Empresa Municipal de Transporte (EMT) y RENFE, facilitan la labor peatonalizadora, por lo que insistió en que estos servicios discurran de manera perimetral, no penetrando en el interior de la zona.

Finalmente, el proyecto de IU incluye que los criterios de acceso a este área sean los similares a los ya establecidos en la ciudad, como el barrio de Las Cortes o Las Letras. No obstante, apuesta por una horario de carga y descarga limitado, principalmente a las mañanas.

Durante su exposición, Misiego no se olvidó de los comerciantes de la zona, concretamente de los restauradores, y subrayó que tras hablar con este colectivo profesional, "el mejor homenaje que se les podía hacer el peatonalizar dichas calles".

"Embellecer y dar tranquilidad al casco antiguo de Madrid, foco turístico muy visitado y zona muy valorada por la riqueza y la variedad de sus locales restaurantes y tabernas el principal objetivo de esta iniciativa justificada y razonada que esperemos el Gobierno de Ruiz-Gallardón tome en consideración junto a la futura del barrio de Embajadores", concluyó.