IU reprocha que el Ayuntamiento gastase "en plena crisis" hasta 116 millones en alquileres

Actualizado 29/02/2012 11:52:09 CET

Botella anunció un ahorro de 3 millones anuales en alquileres con el traslado a Cibeles de 180 trabajadores

MADRID, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de IU en el Ayuntamiento de Madrid, Ángel Pérez, ha reprochado este miércoles que el Gobierno municipal gastase "en plena crisis" hasta 116 millones en alquileres, a lo que ha añadido que le resulta "como mínimo curioso" que el Ejecutivo local "se afane ahora en recortar gastos en esta partida justo después del descubrimiento de la vicepresidenta de estos despilfarros".

La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría avanzó ayer que el Gobierno de la Nación pondrá en marcha un plan integral de gestión inmobiliaria ya que, según algunas estimaciones y sólo en el centro de Madrid, hay patrimonio sin utilizar por valor de 500 millones de euros.

También en la tarde de ayer, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, anunció que el Ayuntamiento de Madrid ahorrará hasta tres millones de euros anuales en alquileres en este 2012 con el traslado al Palacio de Cibeles de 180 trabajadores municipales procedentes de dos edificios del área de Medio Ambiente, en la calles Mejía Lequerica y Divino Pastor.

IU, por su parte, detalla que en los dos últimos años destinó a esta partida unos 116 millones de euros, en concreto 58.838.081 en 2010 y 57.178.481 el pasado año, según datos de los Presupuestos recopilados por el Grupo Municipal.

"Resulta como mínimo curioso, apunta el portavoz Ángel Pérez, que después de llevar años Izquierda Unida denunciando estas alegrías presupuestarias sea justo después del descubrimiento de la vicepresidenta cuando, al parecer, se va a intentar recortar gasto en este capítulo. Sólo recordar, por ejemplo, que incluso propusimos que se mudaran los grupos a Cibeles para que el inmueble de la calle Mayor se reciclara, es decir, que a la denuncia le han acompañado propuestas", ha expuesto Ángel Pérez.

Entre las primeras cabe destacar que IU criticó, por ejemplo, que las oficinas de la Dirección General de Deportes, antiguamente ubicadas en la Casa de Campo, se trasladaron a un edificio de la calle Alfonso XI que suponía una carga de 2,2 millones de euros al año "cuando apenas está utilizado".

A esto suman el inmueble de la calle Raimundo Fernández Villaverde que, a fecha de junio de 2009, había supuesto un desembolso de tres millones de euros "sin haberse utilizado nunca ya que iba a albergar un centro cultural que no ha sido construido".

Pérez también recordó la oposición al traslado de la Junta de Centro a la calle Mayor, 72 cuyo alquiler anual, que se paga a Madrid Espacios y Congresos, también supera los dos millones. "En suma, damos la bienvenida a la vicepresidenta Sáenz de Santamaría a esta causa aunque, por mucho que el actual equipo de Gobierno proceda ahora a recortar, nunca serán recuperables las decenas de millones de euros que en vez de ir a cubrir las necesidades de los madrileños, o al pago de sus proveedores, han ido a una gasto totalmente superfluo cuyo culpable no es la crisis sino los gestores del dinero público", ha concluido Pérez.