Los jardines del Paseo de La Habana lucen ya el nombre del primer presidente elegido democráticamente en la ONCE

Mauricio Valiente y familiares descubriendo con la placa Antonio Vicente
EUROPA PRESS
Publicado 03/06/2017 13:05:21CET

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los jardines del Paseo de la Habana llevan desde este sábado el nombre del primer presidente elegido democráticamente en la ONCE, Antonio Vicente Mosquete, en reconocimiento a su "implicación" con el distrito de Chamartín y su contribución en favor de las personas con discapacidad.

El tercer Teniente Alcalde y concejal-presidente del distrito de Chamartín, Mauricio Valiente, ha participado junto a amigos y familiares del que fuera presidente de la ONCE en el descubrimiento de la placa que renombra esta zona y que pasa ahora a denominarse 'Jardines Antonio Vicente Mosquete'.

En el acto, han participado Ricardo Gayol y Rocío Vicente, amigo e hija del homenajeado y el músico José Corchete quien ha realizado una interpretación en piano en recuerdo de Antonio Vicente.

Valiente ha expresado la necesidad de darle este homenaje a Antonio Vicente Mosquete por su "implicación" en el distrito de Chamartín y su vinculación al colegio de la ONCE, que se encuentra justo al lado del parque.

"La memoria de la ciudad tiene que estar vinculada a las personas que han hecho cosas positivas para su construcción y, por eso, es fundamental que tengamos espacios como este", ha añadido.

Asimismo, el concejal ha considerado que este acto es un "mecanismo" para "tener presente todo lo que se hizo en esta ciudad por las personas con diversidad funcional y personas ciegas".

Por su parte, Ricardo Gayol, amigo de Antonio Vicente, ha expresado que la importancia de tener "un recuerdo vivo de las experiencias que hemos tenido en la historia y que han sido aleccionadoras como la de mosquete".

También, Gayol ha destacado la "capacidad trasformadora" de su amigo y el liderazgo por conseguir el bien común. "Su vida está muy ligada a este distrito. Para mí, Antonio ha sido como un hermano", ha concluido.

El discurso más emotivo vino de la mano de su hija, Rocío Vicente, quien entre lágrimas recordó las pocas anécdotas que conoce de su padre, ya que falleció cuando ella sólo tenía 9 años. "De él he heredado la pasión por la música y jugar al fútbol. Gracias, papá, por haber existido en el mundo y en mí", ha concluido emocionada.

Al finalizar el acto se ha descubierto la placa con la que se conmemora la figura de Antonio Vicente Mosquete.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies