Javier Gurruchaga presenta su nuevo trabajo 'El Maquinista de la General' este viernes en el teatro de La Latina

Javier Gurruchaga
EP
Actualizado 28/04/2011 7:38:47 CET

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

'El Maquinista de la General' es el nuevo trabajo de la Orquesta Mondragón, fruto de dos años vividos intensamente en México por su líder, Javier Gurruchaga, quien partió hacia el país americano buscando un "cambio de aires" y que será presentado este viernes en el Teatro La Latina de Madrid.

Desde la distancia reconoce que las cosas "se ven de otra manera" al regresar, y habla de "comportamientos ridículos en los políticos. "Sin decir nombres, estamos en manos de verdaderos e importantes inútiles en general", lamenta en declaraciones a Europa Press.

"Hay una clase política muy mediocre, gris y tontorrona, con guerras de párvulos absurdas. Desde lejos lo ves todo con otra distancia y relativizas, pero la clase política deja bastante que desear", afirma el donostiarra.

Gurruchaga avanza que esa noche darán lo mejor de ellos mismos con "canciones nuevas, otras más reconocibles y alguna versión". Para el montaje contará con la ayuda especial del cineasta Borja Cobeaga, "en un homenaje a su tío, Juan Carlos Equillor", colaborador suyo "desde el principio en escenografías y dibujos animados con su pop disparatado de Bilbao, fallecido hace tres semanas". Sobre futuros conciertos afirma que "giras hacen los Rolling Stones", y se pone como objetivo hacer algunas actuaciones sueltas más.

Sobre este nuevo trabajo, explica que el proceso empezó en 2008 en México, donde surgieron "ideas empapadas por la realidad mexicana y por Buñuel, que es un puente entre México y España, y salió un disco con rock, tex mex, blues, ranchera e incluso el mambo más feroz". En cualquier caso, resalta que "la base es más rockera que nunca, y ahí hay canciones junto a Molotov, Rafael Mendoza y Jaime López", así como "guiños a los Beatles o a Elvis".

Después de recordar que publicó su último disco, 'El Blues de Don Quijote, en 2005, reconoce cierto componente quijotesco en seguir publicando álbumes a día de hoy, pero afirma que ha compuesto esta nueva colección de canciones porque "tenía ganas de hacerlo, aún sabiendo que hay una gran crisis en el medio porque no se vende".

"Pero es una forma de presentarte en directo, contar cosas y estar en el escenario. Además, es mi disco más maduro, con cierto humor negro mexicano, y las canciones hablan de soledad y violencia, por ejemplo. También me marcó la muerte de mi padre y de amigos cercanos en este tiempo. No es sólo un pretexto para estar de nuevo en la carretera, sino que tenía algo que contar", explica.

Hombre todo terreno, ha hecho en estos años doblaje, cine, teatro y televisión, y adelanta que le gustaría montar un musical sobre la Orquesta Mondragón, aunque su siguiente proyecto es una obra de teatro, 'La Carcajada Salvaje', junto a Charo López. Echando la vista atrás, reconoce que "ha cambiado todo mucho" desde que empezó, sobre todo debido a la irrupción de internet.

A este respecto, ha planteado que "el tema de las descargas debería codificarse y mirarse más con lupa". A su juicio, "no hay una política contundente, y aunque hay gente con opiniones más abiertas", él cree que "debería codificarse un poquito mejor todo". "Pero no sé decir cómo ni en qué cantidad. Estamos un poco desconcertados, desorientados y blandos", apostilla.

Tampoco sale para Gurruchaga bien parada la televisión actual, por "poco imaginativa" y porque "interesa la preocupación morbosa, el destroyer general del ser humano, ver qué mal le va al otro". Según ha destacado, "está cayendo una importante de lo políticamente correcto y cuanto más basuril mejor, es un horror en general, aunque algunas islas hay por ahí".

Sobre el actual panorama musical español, reconoce que oye "algunas cositas interesantes", aunque puntualiza que "no hay muchas" en realidad. "Me gustan crooner como Michael Bublé, pero veo todo un tanto desorientado y me sigo refugiando en David Bowie, Ella Fitzgerald, Billie Holliday, las orquestas de los cuarenta como la de Duke Ellington, o compositores rusos del siglo XIX", señala.

Finalmente, sobre esta nueva etapa musical en su polifacética trayectoria, asegura que "uno busca que al público le agraden sus propuestas, que haya una respuesta recíproca y simpática, hacer un buen espectáculo". Destaca que ha hecho "las canciones con la mejor de las voluntades", y subraya que "al final se trata del mero disfrute de cantar sobre un escenario, algo que es maravilloso".