Un joven causa daños en un vehículo de Policía de Las Rozas y agrede a los agentes cuando iba a ser detenido

Policía Local de Las Rozas
GOOGLE MAPS
Publicado 02/02/2018 17:46:54CET

LAS ROZAS, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un joven de 19 años ha destrozado la parte trasera de un vehículo patrulla de la Policía Local de Las Rozas y ha agredido a varios agentes cuando iba a ser detenido esta madrugada por robar en el interior de varios coches aparcados en la calle.

Fuentes municipales han informado a Europa Press que los hechos han tenido lugar en la zona de El Montecillo de la localidad madrileña de Las Rozas, cuando a través de una llamada al 112 se requirió la presencia de los agentes porque había un joven que estaba rompiendo las ventanillas de varios turismos.

Tras personarse una patrulla, ésta localizó a un individuo que encajaba en la descripción y procedió a darle el alto, "del que hizo caso omiso". Fue entonces cuando el joven, "en actitud violenta", amenazó verbalmente a los agentes y les agredió propinándoles varios golpes antes de de ser detenido. Acto seguido llegaron al lugar más operativos de Policía Local y Guardia Civil.

Siempre según el relato de estas fuentes, durante el traslado en el coche policial, esposado en la parte trasera del vehículo, se las apañó para soltar el cinturón y emprenderla a puñetazos y patadas contra la mampara y las puertas, que sufrieron serios daños.

Ante la posibilidad de que rompiese el cristal de las ventanillas y se autolesionase, los agentes le sacaron del vehículo y llamaron al Servicio Municipal de Emergencias (SAMER) para que le atendiese y le suministrasen algún sedante o calmante. La ambulancia le trasladó esposado y en camilla al hospital Puerta de Hierro, donde quedó ingresado.

Al parecer, el individuo, que no es vecino de Las Rozas, había robado y destrozado las ventanillas de varios coches aparcados en zona de El Montecillo. En ese punto, se da la circunstancia de que se han producido en los últimos meses denuncias por robos en vehículos en vía pública y en garajes.

Esta detención se suma a las cuatro que realizó la Policía municipal el pasado 20 de enero por robos en chalés de esta misma zona. Los agentes encontraron escondido a uno de los ladrones debajo del agua de una piscina, con síntomas de hipotermia.