Un juez ordena para el 9 de febrero el desalojo de Hogar Social Madrid de la sede de Banco Madrid, okupada desde abril

La Policía Nacional vuelve a desalojar a los okupas de Hogar Social Madrid
EUROPA PRESS
Publicado 29/01/2018 16:49:53CET

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Instrucción Número 34 de Madrid ha ordenado para el próximo 9 de febrero el desalojo de Hogar Social Madrid de la sede del Banco Madrid, situado en la Plaza de Margaret Thatcher, edificio que fue ocupado por el colectivo el 23 de abril de 2017.

En el escrito, fechado el pasado 22 de enero y recogido por Europa Press, la secretaría del Juzgado comunica la diligencia abierta por lanzamiento y comunica el desalojo para el próximo 9 de febrero a partir de las 9.30 horas.

Según ha informado Hogar Social en un comunicado en sus redes sociales, este edificio, que anteriormente albergaba "una central de blanqueo de capitales", se ha convertido "gracias al esfuerzo, trabajo y cariño, en un hogar de veinte personas que se encontraban en la calle".

Estas personas se encontraban "completamente abandonadas" por las instituciones "nacionales, autonómicas y locales", y que estaban "en una situación extrema".

Asimismo, desde Hogar Social han asegurado sentirse "preocupados" por el futuro de las personas que se encuentran en este edificio, "principalmente, dos menores de edad de 13 y 15 años, así como de un señor mayor de 81 años que, tras toda una vida trabajando, ha sido abandonado por el Estado", han indicado.

Además, el colectivo también ha hecho referencia a varias personas de 65 años y dos personas con minusvalía. "Gracias a Hogar Social tienen u trabajo y una cama que les permite poder rendir laboralmente y salir de ese pozo del que ninguna institución pública intentó rescatarles", han señalado.

Por otra parte, Hogar Social ha asegurado que la Fiscalía, el Juzgado de Instrucción Nº34 de Madrid, la Audiencia Provincial y otras instituciones "son culpables de que familias, personas mayores, niños y gente honrada acaben en la calle".

Por último, el colectivo también ha cargado contra la Constitución, asegurando que "es un mero papel mojado, donde algunos artículos tienen valor y, otros tantos fundamentales no". "Seguiremos luchando pese a todo y todos, para que no haya ni un solo español sin casa, ni un solo español sin comida, ni un solo español víctima de quienes ven en la política una execrable garantía económica y no una dedicación total al servicio del bien común para nuestra gente", han finalizado.