La jueza archiva la causa contra uno de los acusados de agredir y amenazar a Gumpert durante las elecciones del ICAM

La decana del Colegio de Abogados de Madrid, Sonia Gumpert
COLEGIO DE ABOGADOS DE MADRID
Publicado 21/12/2017 14:53:15CET

MADRID, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

La jueza que instruye la causa por la presunta agresión y amenazas de muerte a la decana del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM), Sonia Gumpert, durante los comicios de la institución ha decidido archivar la acusación contra el adjunto a la Dirección General del Instituto Superior de Derecho y Economía (ISDE), Germán Ruiz.

Según han confirmado fuentes jurídicas a Europa Press, la titular del Juzgado de Instrucción número 45 de Madrid ha decidido no continuar la investigación contra Ruiz, al considerar que su presunta implicación en los hechos no es constitutiva de ningún delito.

La defensa de Gumpert solicitó el pasado viernes que Ruiz fuera investigado junto al fundador del ISDE, Alejandro Pintó, su hijo y Jesús Fernández Gallardo, por un delito de atentado contra la autoridad, otro de lesiones y uno de amenazas, pero Germán Ruiz no tuvo siquiera que declarar ayer.

En un comunicado, Pintó negó los hechos, aunque sí reconoció que mantuvieron "una acalorada discusión y algún tumulto con empujones" pero que "no pasó a mayores como corrobora" un vídeo que recoge el incidente. Pintó asegura que "en ningún momento" agredió ni amenazó ni insultó a nadie, y que "ni tan siquiera" lo intentó.

"Hubo simplemente una acalorada discusión y algún tumulto con empujones que no pasaron a mayores, como así corrobora la visualización de las imágenes", explica.

Durante la vista del pasado viernes se procedió al visionado de un vídeo de las cámaras de seguridad del hall del hotel donde se habría producido la agresión, en el que según relató el abogado de Gumpert se puede observar "parte" de la misma.

"En el vídeo se ve a la decana esperando el ascensor sin dirigirse a nadie, acompañada por dos compañeros. Entonces llegaron Alejandro Pintó, su hijo y los otros dos acusados, que impidieron que el ascensor se cerrara y ahí se produjo la agresión", asegura el letrado, que se mostró "muy satisfecho" por la apertura de diligencias previas tras la "vil agresión a una mujer".

"Menos mal que estaba acompañada... si no, no sabemos lo que podría haber ocurrido", apostilló el abogado.