Un juzgado investiga la presunta "muerte violenta" de un recién nacido en el 12 de Octubre

Hospital 12 de octubre en Madrid
EUROPA PRESS
Actualizado 04/04/2017 14:19:08 CET

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Instrucción número 52 de Madrid investiga el fallecimiento en julio de 2016 de un recién nacido tras una denuncia formulada por los padres por mala praxis tras conocer el informe de la autopsia practicada a su hijo, que apunta a una "muerte violenta de etiología médico forense accidental" al sufrir una hemorragia intracraneal tras el parto por cesárea.

Así lo ha acordado el magistrado encargado del juzgado tras la denuncia que presentaron los padres por un presunto delito de homicidio involuntario por negligencia profional, tramitada por los servicios jurídicos de la asociación 'El Defensor del Paciente', después de que la autopsia practicada al bebé fallecido apuntara a una "muerte violenta" tras sufrir una hemorragia.

El informe de la autopsia, al que ha tenido acceso Europa Press, se realizó a raíz de una denuncia por presunta mala praxis en la que se detectó una hemorragia "intracraneal" y una hemorragia "subdural". Además, el forense expone en su informe que el examen externo del cadáver revela una deformidad "hemicraneal derecha".

A modo de conclusión, el informe forense establece en sus conclusiones que se trata de una muerte "violenta de etiología médico forense accidental".

El juzgado ha abierto diligencias de investigación para esclarecer lo ocurrido y ha llamado a declarar en calidad de investigados al equipo médico que asistió el parto. Se trata de tres ginecólogos y una matrona.

El abogado Carlos Sardinero, letrado colaborador de la asociación y que dirige la representación legal de los padres, ha señalado en declaraciones a Europa Press que el personal médico no ha ofrecido, a su juicio, explicaciones "suficientes y coherentes" sobre la muerte del bebé.

"La madre necesita respuestas para saber por qué ha perdido a su hijo", ha indicado el letrado para indicar que también han lanzado un llamamiento al personal del centro que pudiera conocer el caso y se "rompa el corporativismo". De hecho, los padres lanzan hoy una campaña por las redes sociales en este sentido con el lema 'Se buscan valientes'.

Por otro lado, el abogado ha explicado que sospechan que el menor pudiera haber recibido un golpe en la cabeza porque no se utilizaron fórceps en la cesárea. Sus hipótesis apuntan a la posibilidad de que el menor se hubiera caído o recibido un golpe tras el parto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies