Juzgan este lunes a un hombre acusado de degollar a su expareja porque no quería retomar la relación

Audiencia Provincial de Madrid, sala de juicios, juicio, sentencia, banquillo
EUROPA PRESS
Publicado 23/10/2017 8:44:38CET

MADRID, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Madrid acogerá la vista oral del juicio con jurado popular para un hombre acusado de asesinar a su expareja cortándole el cuello cuando la hija de ambos estaba en el colegio ante la negativa de la mujer a volver a retomar la relación.

El Ministerio Público solicita en contra el acusado, Ángel A., una pena de 25 años de prisión como responsable de un delito de asesinato acaecido en diciembre de 2015. Además, reclama para la menor una indemnización de 320.000 euros en concepto de responsabilidad civil por muerte de madre y de otros 250.000 euros para el hijo que reside en Argentina. Del mismo modo exige el pago de 90.000 euros para cada uno de los dos hermanos de la víctima

Tal y como se recoge en el escrito de calificación provisional de la Fiscalía, el acusado mantuvo una relación sentimental con la víctima desde 1997 hasta 2012, fruto de la cual tuvieron dos hijos: una niña menor edad en el momento en que se produjeron los hechos y que residía en España con su madre y otro hijo que tenía fijada su residencia en Argentina.

Tras dar por concluida la información, Ángel A. se trasladó a Argentina de donde no regresó hasta septiembre de 2015. A partir de entonces trató de retomar la relación sentimental con la víctima "aprovechando para ello que tenían que tener contacto frecuente para tratar temas relativos a la hija común".

Al comienzo la relación entre ambos fue "cordial" hasta que la mujer le comunicó, ante el deseo del acusado de volver a estar juntos, que rehusaba retomar la relación puesto que había rehecho su vida sentimental con otro hombre, motivo por el cual en diciembre de 2015 mantuvieran una fuerte discusión.

El acusado "no asumió que no tenía posibilidad alguna de reiniciar su relación" y el 11 de diciembre de 2015 el acusado decidió acabar con la vida de su expareja. Para ello, cuando la niña se había ido ya al colegio y estando en el domicilio en el que la niña y la mujer vivían, se dirigió a la habitación de su expareja con un cuchillo en la mano.

Una vez allí, sin que ella pudiera esperar un ataque por su parte, de manera "imprevista y repentina", la golpeó en la cabeza con un objeto contundente, la agarró por detrás y con el arma blanca le corto el cuello. La mujer falleció en un breve espacio de tiempo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies