Lavarse las manos, no tomar antibióticos, no fumar y tener una dieta rica en vitaminas y minerales combate el resfriado

Resfriado, catarro
CLÍNICA LA LUZ
Actualizado 17/12/2013 21:48:48 CET

MADRID, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

Lavarse frecuentemente las manos, no tomar antibióticos, no fumar y llevar a cabo una dieta rica en vitaminas y minerales ayuda a combatir el resfriado, según ha asegurado la especialista de la Unidad de Medicina de Familia de la Clínica La Luz de Madrid, María Dolores Rodríguez.

La disminución de las temperaturas y el incremento de la humedad propio del otoño conlleva a un aumento de la circulación de los virus responsables del resfriado común en todas las franjas de población. Y es que, a pesar de que se trata de una patología "bastante reconocible" por médicos y pacientes, Rodríguez ha avisado de que todavía se siguen adoptando medidas "incorrectas" para el tratamiento de esta enfermedad.

"Mucha gente sigue tratando los resfriados con antibióticos, o piensa que el frío en sí mismo es la causa del catarro, cuando lo que ocurre es que las bajas temperaturas facilitan la transmisión de los más de 200 tipos de virus que pueden ser responsables de esta patología", ha comentado la especialista.

En este sentido, Rodríguez ha asegurado que "no existe" tratamiento farmacológico que cure o prevenga el resfriado, por lo que lo único para prevenirlo o combatirlo son las medidas higiénicas. No obstante, los fármacos sí que pueden ser utilizados para suavizar los síntomas y evitar las complicaciones.

Por ello, la experta ha destacado la importancia que tiene lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, evitando tocarse la boca, ojos o nariz antes de hacerlo; limpiar bien los teléfonos y teclados antes de usarlos; ventilar las habituaciones, especialmente si se va a pasar un periodo prolongado compartiendo la misma estancia con otras personas; y no fumar dado que la exposición al humo irrita las mucosas de las vías respiratorias, haciéndolas más permeables a la penetración de virus y bacterias.

Otra de las medidas eficaces para combatir esta enfermedad es descansar; hidratarse y realizar lavados nasales con suero fisiológico. Asimismo, la especialista ha recomendado acudir al médico cuando aparezca fiebre por encima de los 38 grados, dificultad respiratoria o cuando los síntomas superen los días de duración; y taparse con un pañuelo de papel desechable la nariz y la boca cuando se vaya a estornudar para evitar contagiar a otras personas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies