La ley regional que limita a cuatro la altura de las viviendas no se ha aplicado todavía en ningún desarrollo urbano

Actualizado 03/02/2008 12:33:00 CET

Siete meses después de aprobada la norma, 90 nuevas urbanizaciones siguen paralizadas a la espera del visto bueno de la Comunidad

MADRID, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

Ningún desarrollo urbanístico de la Comunidad de Madrid ha aplicado por el momento la normativa aprobada por el Gobierno regional en julio pasado que establece una limitación de cuatro alturas, a la espera de que la Comunidad de Madrid dé el visto bueno a los 90 planes generales urbanísticos que mantiene paralizados desde la pasada legislatura.

La normativa regional, incluida en la Ley de Medidas Urgentes de Modernización, pretende que todas las nuevas construcciones tengan tres alturas más ático, con el fin de hacer ciudades más humanas. Sin embargo, el retraso en la aprobación de los Planes Generales de Ordenación Urbana y sectorización mantiene la Ley de cuatro alturas sin aplicación. Desde la Consejería de Medio Ambiente explicaron que la ley de las alturas es "una norma a futuro" que afectará a los planes generales o de sectorización que no hayan superado la aprobación inicial.

En los últimos cuatro años, sólo se han aprobado los nuevos planeamientos urbanísticos de Rivas, Valdemoro, Serranillos del Valle, Casarrubuelos y Fresno de Torote, indicaron fuentes de la Consejería de Urbanismo confirmaron a Europa Press.

Este retraso acumulado difiere de las cifras cosechadas durante el último mandato de Alberto Ruiz-Gallardón al frente del Ejecutivo comunitario, cuando se aprobaron 25 planes urbanísticos, mientras que en la legislatura 1995-1999 se aprobaron un total de 56.

ENCARECIMIENTO DE LA CONSTRUCCIÓN

La Ley de las alturas cuenta, además, con el rechazo de parte de los profesionales del sector. El vocal de Urbanismo del Colegio de Arquitectos de Madrid, Pedro Ortiz, la calificó de "aberración" en declaraciones a Europa Press por potenciar el uso extensivo del suelo, lo que "promoverá el encarecimiento de la construccion debido a que lo más costoso son las superficies envolventes". Este encarecimiento puede llegar al 11 por ciento, según cifras aportadas por Ortiz.

"Esta ley promueve un estalinismo urbano al intentar que todos tengamos unas viviendas de la talla 38", añadió Pedro Ortiz, que afirmó que cada ciudadano "tiene que tener la libertad necesaria para elegir el zapato que le sienta mejor".

Según el representante del COAM, los Ayuntamientos madrileños "saben que tarde o temprano esta ley se va a rectificar", razón por la que "prefieren esperar, sin revisar sus planeamientos" para evitar modificarlos de nuevo si la ley se deroga.

Por otro lado, el secretario de Política Municipal del Partido Socialista de Madrid (PSM), Manuel Robles, calificóla Ley de Medidas Urgentes de Modernización en un reciente encuentro con la prensa como una "ocurrencia" de la presidenta Aguirre porque "piensa que todos los madrileños pueden vivir en un chalé".

En su opinión, la ley de las alturas "significa encarecer las viviendas e ir en contra de los grandes espacios verdes" mientras que el secretario de Política Territorial del PSM, Jesús Dionisio, añadió que esta tipología es "más costosa" y "encarece la sostenibilidad al promover un mayor consumo energético".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies