Lissavetzky critica que el PP "entierre" 120 millones en el Centro de Convecciones y no renueve el barrio de Begoña

Lissavetzky con Pedro Zerolo
EUROPA PRESS
Publicado 22/01/2014 16:39:12CET

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz municipal del PSOE, Jaime Lissavetzky, ha criticado este miércoles que el PP haya "enterrado" una cantidad cercana a los 120 millones de euros en el Centro Internacional de Convenciones de la ciudad y no haya, por el contrario, acometido medidas de modernización en el barrio de Begoña.

Así lo ha manifestado a los medios de comunicación tras visitar la colonia Virgen de Begoña en el distrito de Fuencarral, acompañado por el edil socialista responsable del distrito Pedro Zerolo y miembros de la asociación de vecinos de la zona.

Lissavetzky ha denunciado que este barrio está a cinco minutos del centro financiero de Madrid y cercano también a los hospitales de La Paz y el Ramón y Cajal, aspecto que genera que sus calles se conviertan en una especie de "parking disuasorio" con sus vías "plagadas" de coches y con "problemas para andar por las aceras".

Además, ha relatado que una parte importante de las viviendas corresponden a un urbanismo de los años 50 y 60, que no han recibido ninguna renovación de material urbano. Ello lleva a problemas entre los espacios interbloques y en dificultades para "andar" por las aceras. Aparte, el edil socialista ha detallado que en la zona viven muchas personas mayores y que apenas hay ascensores en sus edificios, lo que las convierte en "prisioneros en altura".

"Tan cerca del centro financiero y tan lejos de la modernización", se ha quejado Lissavetzky para indicar que las instalaciones del antiguo colegio Enrique Granados están infrautilizadas y que existen problemas de ruido en la zona (por la cercanía de la M-30 y las vías del tren), lo que obliga a su juicio a instalar pantallas acústicas.

El edil socialista ha hecho hincapié también en que la empresa Paisaje Trasversal presentó un estudio con medidas de renovación de la zona, propuestas que, en su opinión, deberían tomarse en cuenta por el Consistorio.

Por tanto, Lissavetzky ha manifestado que este barrio ha estado "abandonado" durante los años de Gobierno municipal del PP y que, por ello, se requiere un esfuerzo en infraestructuras. Además, ha censurado que el Ayuntamiento gastó cerca de 120 millones de euros sólo para el movimiento de tierras que debería ubicar el Centro Internacional de Convecciones de la ciudad.

Por su parte, la presidenta de la asociación de vecinos de este barrio, Mayte Rioja, ha señalado que los residentes denominan a esta zona "la isla" porque parece que están aislados y cuentan con muchos problemas. En este sentido, ha apuntado a la necesidad de quitar barreras arquitectónicas y potenciar un centro sociocultural en el barrio.