Lissavetzky exige a Botella que inste a la EMV a cumplir las decisiones judiciales y a dar marcha atrás en desahucios

Actualizado 05/07/2015 1:49:33 CET

MADRID, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, Jaime Lissavetzky, ha exigido este lunes a la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que inste a la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV) a acatar las decisiones judiciales en lo relativo al proceso judicial sobre la venta de unas 3.000 viviendas a un fondo privado.

Así lo ha señalado el líder socialista en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado por varios afectados que integran la asociación de vecinos "Yo no me voy".

Tras señalar que en este tipo de asuntos hay que poner a la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, "un suspenso en sensibilidad, Justicia y respeto a los derechos humanos", el socialista ha recordado el sufrimiento que están pasando las familias afectadas y ha insistido que es "una realidad y ningún cuento de Charles Dickens".

En esta línea, ha criticado que "de la noche a la mañana" se haya caído ese "papel social" que debería tener la EMV debido al endeudamiento excesivo y a los gatos superfluos del Ayuntamiento de Madrid, a lo que se sumarian los recortes emprendido por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Así, ha explicado que el colectivo está luchando desde diciembre de 2012 y han llevado el asunto a los tribunales. Recientemente, el Juzgado de Instrucción número 18 de Madrid aceptó la denuncia de los socialista por la venta de casi 3.000 viviendas a un fondo buitre, proceso al que se han sumado varias asociaciones vecinales.

En cuanto a los procedimientos judiciales, ha señalado que hay varias resoluciones, una de ellas de la Audiencia Provincial de Madrid, que le está diciendo a Botella que "lo que hacen no es legal". "Están aplicando una letra del contrato que no tiene que ser aplicada porque hay otras causas con mayor peso", ha explicado.

Así, ha subrayado que podrán seguir manteniendo reuniones desde el punto de vista institucional, pero que lo que se necesita es "una solución" y que se dé "marcha atrás".

Ante esta situación, un escrito exige a Botella que inste a la EMV al "sometimiento de las adopciones judiciales" y a que se desestimen las órdenes de desahucio. "Queremos que no siga prolongando esta agonía porque es una cabezonada", ha señalado.

Por su parte, el presidente de 'Yo no me voy' ha relatado cómo hace dos años comenzó esta "agonía" a pesar de que sus contratos de arrendamiento no tienen fecha de caducidad. "No tiene sentido que por querer hacer caja y querer tapar los errores de su antecesor, usen la vivienda pública", ha denunciado.

Así, ha criticado que se destruya algo que es "patrimonio del pueblo de Madrid", lo que a su juicio debería estar cubierto por Ley. "Esto tiene que ser intocable. Algo que ha sido pagado con impuestos público no se puede destruir tan alegremente", ha apostillado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies