Lissavetzky hará un plan de recorte de gasto improductivo e impulsará el uso público de las infraestructuras

 

Lissavetzky hará un plan de recorte de gasto improductivo e impulsará el uso público de las infraestructuras

Lissavetzky
EP
Actualizado 11/12/2010 18:07:52 CET

También potenciará las competencias de las juntas de distrito y los servicios sociales de la capital

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El candidato socialista a la Alcaldía de Madrid y secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, ha hecho público este sábado el decálogo en base al cual girará su programa electoral para los comicios del próximo mes de mayo, que tendrán como puntos estrella un plan de recorte del gasto improductivo en el Ayuntamiento y el impulso del uso público de las infraestructuras de la ciudad.

Durante un encuentro con representantes de todas las juntas municipales celebrado en el distrito de Salamanca, Lissavetzky ha comenzado a exponer su decálogo por el principio más importante para él: la participación de los ciudadanos, insistiendo en que hay que "tener en cuenta a los ciudadanos y no a las obras".

Además, ha asegurado que trabajará por unas cuentas y una Hacienda "saneadas", creando un "plan de recorte del gasto improductivo y del gasto sin rentabilidad". "Hay que recuperar la austeridad y no hacer como se hizo en época de bonanza económica, cuando se subían los sueldos pero se recurría a la externalización o a la privatización de empresas públicas", ha señalado.

De hecho, otro punto destacado de su decálogo es el "impulso del uso público de las infraestructuras públicas, incluidas las del Plan E". Por ello, ha anunciado que el Grupo Municipal Socialista en la capital publicará un libro con todas las obras realizadas porque, según ha defendido Lissavetzky, "hay que dar la cara por lo que ha hecho el Gobierno de España y de Zapatero".

"No es creíble que el Gobierno de España no haya invertido en Madrid. Actualmente, el Ministerio de Fomento invierte un 40 por ciento más que el Gobierno de José María Aznar", ha asegurado, citando como ejemplo la reciente inauguración de una comisaría en Usera, que se ha financiado con dinero del Estado.

MÁS POLÍTICAS SOCIALES

A renglón seguido, ha señalado que otro de los pilares de su programa será el "fortalecimiento de la políticas sociales" con el lema de "más y mejor para los que más lo necesitan". Según el candidato socialista, el desarrollo de este tipo de políticas, incluido un plan de dependencia, es "el gran agujero del alcalde (Alberto Ruiz-) Gallardón".

"Una ciudad que genere más empleo y de más calidad, que acuerde con empresarios, sindicatos y Gobierno la aplicación de las medidas necesarias para crear empleos adaptados a las nuevas tecnologías y la sociedad del conocimiento del siglo XXI" es otro de los fundamentos del programa socialista ya que, según el candidato, "Madrid no puede ser exclusivamente un centro financiero".

Además, es necesario "tener una visión de la ciudad desde una perspectiva de igualdad de género", por lo que "las políticas deben ser cuanto menos iguales a las que esta tomando el Gobierno de España". "Esto supone la verdadera modernidad en empleo", ha apostillado.

También tendrá relevancia la construcción de "una ciudad ambientalmente saneada y equilibrada que garantice la movilidad de sus ciudadanos". Para ello, "Madrid debe mejorar sus relaciones con los ayuntamientos de la zona metropolitana por ejemplo en temas de tráfico" y "también es necesario crear viviendas asequibles y un ocio creativo".

"Madrid debe asumir funciones de liderazgo y ser punto de encuentro de culturas; debe estar en permanente diálogo con las administraciones públicas, y no como el Ayuntamiento y la Comunidad, que pese a ser del mismo partido no tienen una buena relación", ha reprochado Lissavetzky.

Finalmente, ha defendido que aunque la capital "es una ciudad escaparate para el arte", la obligación de sus responsables públicos es que sea también "una ciudad taller, creativa" ya que "no puede limitarse sólo a exponer lo de otros". "Hay que proteger la creatividad de Madrid", ha añadido.

RECUPERAR LAS JUNTAS

Por último, Lissavetzky ha subrayado la importancia que tienen para él las Juntas Municipales, que ha definido como "el espacio político más cercano para los ciudadanos".

"Es necesaria una política descentralizada y que cuente con las Juntas Municipales, que ahora son un mero buzón de quejas, sin participación ciudadana, con una grave reducción de competencias y un recorte severo de fondos", ha criticado.

Además, ha reprochado a Gallardón que haya "restado importancia a las Juntas Municipales estableciendo límites en las iniciativas que se puedan desarrollar en las ellas, alargando los plazos de respuesta o pasando los plenos al mediodía".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies