Lissavetzky ve "agotado" el tiempo de Botella y cree que la desigualdad en Madrid hace que llegue el momento de cambio

Actualizado 27/06/2014 12:56:19 CET

Le dice a Botella que "ha estado con los ojos entrecerrados, los oídos entorpecidos y los pensamientos aletargados".

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El portavoz municipal del PSOE, Jaime Lissavetzky, ha el tiempo de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, al frente de Madrid se ha "agotado" y que esté "alejada de la realidad" por no reconocer el incremento de la desigualdad en la ciudad, ante lo cual ha apuntado que es el momento de la "alternativa".

En su intervención en el Debate sobre el Estado de la Ciudad, Lissavetzky ha dicho que Botella ha realizado en su discurso una "enmienda a la totalidad" a la política del exalcalde Alberto Ruiz-Gallardón y le ha pedido que "deje de contar lo que quiere hacer para 2016".

El portavoz socialista ha aseverado que hay 162.000 ocupados menos en la ciudad y 48.900 contratos indefinidos menos en la ciudad, mientras ha crecido el número de desempleados y se han incrementado los empleos a tiempo parcial. También ha aseverado que la deuda por habitante se ha incrementado hasta los 2.194 euros y el IBI ha subido un 19 por ciento desde que está Botella como alcaldesa y que, además, también va a subir en 2015.

Lissavetzky ha censurado que la alcaldesa no haya aludido en su discurso al termino "igualdad" y ha aseverado que la "brecha" entre el distrito más rico (Retiro) y el más pobre (Vallecas) ha crecido un 56 por ciento más. Asimismo, ha afirmado que existe mayor desprotección social con 48.000 personas en Madrid que no cobran prestación y aumento de la tasa de riesgo de pobreza.

"Se incrementan los parados, se dispara la precariedad, crece la deuda pública para los madrileños y crece la desigualdad, la desprotección y la vulnerabilidad", ha apuntado el edil sociales. Aparte, ha dicho que la alcaldesa, con su consigna de "hacer más con menos" parece el eslogan de una "gran superficie" y que "vive al margen de la realidad".

Sostiene Lissavetzky que el PP ha vivido "años de delirio" como revela la reforma del Palacio de Cibeles y la Caja Mágica, "tan cerradita". "Ha estado con los ojos entrecerrados, los oídos entorpecidos y los pensamientos aletargados", le ha espetado a Botella.

Por otro lado, el portavoz del PSOE ha asegurado que "lo peor no ha pasado" y ha acusado a la alcaldesa de "haber estado en contra de los más débiles" al reducir ayudas sociales e imponer copagos mientras se ha posicionado "a favor de los bancos". "Sus decisiones han creado sufrimiento y debería pedir perdón", ha apuntado luego.

En materia financiera, Lissavetzky ha aseverado que la alcaldesa el "único" orden que ha puesto a las cuentas ha sido "sacar las facturas de los cajones" y aportar 688 millones más de deuda hasta 2013, cerca de un millón al día durante dos años.

También ha definido de "lío tremendo" su política de urbanismo y de tomar un "camino equivocado" y de usar la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) para "inyectar" liquidez en el Consistorio. En cultura, ha apuntado que el presupuesto en distrito ha caído un 47 por ciento y que el Teatro Madrid continúa cerrado y que a la alcaldesa "le da igual que cierren los cines".

"Madrid sigue sucia con su gestión", ha apostillado en referencia a la limpieza y ha apuntado que la EMT tiene 200 buses menos en días laborables. Aparte, ha censurado que la inversión haya caído de 529 millones en 2011 a 182 millones en 2014.

"Su tiempo se acaba" ha apostillado Lissavetzky para afirmar que Botella ha heredado un "proyecto delirante en vías de agotamiento" y que, ahora, Botella ha optado por llevar al Debate un conjunto de medidas deshilvanado.

Lissavetzky ha apuntado que la desigualdad en Madrid "cada vez es más hiriente" y para ello se requiere un "nuevo tiempo y una nueva manera" de ver la ciudad. "No podemos agrandar esa brecha. El cambio está esperando y así no puede seguir Madrid", ha añadido luego.